Desesperados e inconformes están los habitantes de Valles de Santa Ana, en la Comuna uno, ante la problemática generada por la intervención del sistema de alcantarillado sobre la calle sexta, a cargo de la empresa contratista Vintico, la cual buscaba en principio suplir el servicio de agua a la urbanización vecina construida por la misma firma.


Arcesio Torres, Presidente de la JAC del barrio Valles de Santa Ana, explico el estado en el que se encontraban tanto la vía como el sistema de alcantarillado, antes de ser intervenido, y las consecuencias que las obras han dejado en la comunidad.

“Nos sentimos engañados por la constructora, en un principio todos los pozos de agua estaban bien y servían correctamente, e incluso la vía se encontraba en buen estado, a pesar de ello la empresa insistió en que era necesario hacer el cambio de sistema para poder suplir del servicio a su urbanización, empezó a hacer las obras de alcantarillado y desde entonces solo ocasionó problemas a todos los residentes”, manifestó.

El líder detalló la clase de inconvenientes que están incomodando a los residentes de la calle sexta en Valles de Santa Ana:

“Ya no tenemos pavimentación, todos los pozos de agua están tapados y no conectan entre sí, de igual forma los sumideros se encuentran en total estado de abandono y tampoco tienen ningún tipo de salida. Una de las mayores preocupaciones de la comunidad radica en el tratamiento que le han dado a estas obras inconclusas, porque no solo se han convertido en una molestia, sino en un peligro para todos los transeúntes, puesto que las dejan mal tapadas.

Hemos observado que las tapan con tablas en mal estado y después las cubren con recebo para que no se note el remedio “chambón” que están haciendo. El hecho de que las intervenciones sean mal tratadas se presta para generar la acumulación de basuras dentro de los sumideros y los mismos pozos, empeorando drásticamente el problema yexponiendo a toda la comunidad a inundaciones”, puntualizó el presidente comunal.

La comunidad entera manifiesta sentirse desesperada, puesto que el problema generado por la empresa constructora Vintico ya se ha extendido desde noviembre de 2014 y han sido diversos los accidentes y problemas que ha generado, entre ellos el detrimento de la salud en los residentes, debido a que se están interviniendo tuberías de aguas residuales y pluviales e inconvenientes a los transeúntes debido al estado de total abandono de las obras.

Blanca María Cifuentes, residente de la calle 6ta, contó cómo ha sido perjudicada por la mala intervención:

“Me rompieron el andén de la casa, dejaron todo inconcluso y abrieron unos huecos o cráteres muy grandes los cuales taparon con una tablas, que en vez de garantizar la seguridad de los peatones, lo que hacen es aumentar el riesgo, puesto que el estado de las mismas es deplorable; además todo lo que se supone hicieron para mejorar nuestro sistema de alcantarillado, lo que hizo fue destruirlo totalmente, ahora el agua se me devuelve por el sifón y en varias ocasiones los niños se han enfermado porque al parecer el agua que consumimos está contaminada”, puntualizó la habitante.

La petición de la comunidad es que las dependencias de la administración municipal que deben ejercer control sobre la intervención se apropien del proceso y les ayuden a los residentes para que la empresa se comprometa y termine la obras, dejando instalado un sistema de alcantarillado que funcione y se pavimente la vía.

En respuesta a la petición que la comunidad ha radicado a la secretaría de planeación, el secretario especificó.

“La intervención que la entidad está realizado sobre la calle sexta debe ser vigilada por la Dirección de Servicios Públicos, puesto que la obra que la constructora está realizando ahí tiene que ver con un servicio que es prestado a la comunidad”.
Sin embargo, el director de servicios públicos, Hugo Hurtado, explicó:

“Debido a las quejas presentadas de forma verbal y escrita por la comunidad, nosotros nos dirigimos a la secretaría de planeación mediante un oficio, en el cual especificábamos que ellos como ente de control de las empresas contratistas deben exigir al urbanizador el cumplimiento de todas las obligaciones que en su momento la empresa de acueducto y alcantarillado les exigió para poder ofrecer una disponibilidad del servicio”, puntualizó Hurtado.

Posteriormente el funcionario reitero que desde la dirección de servicios públicos se ha intervenido hasta donde sus funciones se lo permiten:

“La dirección de servicios públicos hizo las visitas y efectivamente encontró unas falencias en las acometidas de la red actual. Desde nuestra dependencia, teniendo en cuenta que están siendo intervenidas por una empresa urbanizadora, le fueron recomendadas a la secretaría de planeación para que esta hiciera el control urbano y las debidas exigencias a esta urbanizadora”, señaló el director.

Para finalizar y ante la respuesta de ambas dependencias, la comunidad no encuentra una solución al fuerte problema que la empresa urbanizadora les ha generado, y están exigiendo la pronta intervención de algún organismo de control que les permita tener un sistema de alcantarillado digno, como argumentan, lo tenían anteriormente.