Preparan cargos contra Transmilenio por grave situación sanitaria

El Ministerio de Trabajo adelanta acciones contra Transmilenio por las graves condiciones de salubridad en las estaciones del sistema. El sistema cuenta con 26 baños públicos distribuidos en ocho portales y dos estaciones, para los cerca de dos millones 700 mil usuarios que diariamente hacen uso del sistema masivo.


Lo anterior, luego del estupor que causó en la ciudad el video de una joven que orinó a bordo de uno de los articulados. Sin justificar su actuación, la concejala Gloria Stella Díaz, advirtió que esta circunstancia “es una señal inequívoca de que faltan más baños públicos en la ciudad y en especial cerca de las estaciones”.

En ese sentido, Díaz le solicitó “con urgencia” al mandatario considerar la adecuación de más baños públicos cerca de las estaciones y dentro de las mismas, haciendo especial énfasis en las ubicadas en las principales troncales del sistema.

“Dicha inversión en nuevas baterías sanitarias beneficiará no solo a usuarios y conductores del SITP, sino también a 6 millones de transeúntes y en especial a cerca de 50 mil taxistas, quienes en algunos casos se ven obligados a utilizar el espacio público para realizar sus necesidades fisiológicas ante la falta de baños públicos”, agrega la concejal.

La cabildante indica que ‘no es justo’ que por la falta de infraestructura sanitaria, la ciudadanía –en particular niños, adultos mayores y personas con discapacidad– tengan que “pasar aprietos para conseguir un baño”, dado que, advierte Gloria Stella Díaz, no todo establecimiento cuenta con este servicio o “solo lo presta a cambio de altos gastos en consumo de sus productos, lo cual va en detrimento del presupuesto de las personas con escasos recursos”.

El concejal Germán García Maya, quien presentó los datos, dijo que esto significa que por cada 103.000 usuarios hay un baño en TransMilenio. En el caso del Portal Américas, uno de los de mayor afluencia de usuarios, no cuenta con servicio de baños públicos. Esto refleja, según el concejal, una crisis sanitaria y humanitaria que merece atención inmediata por parte del Distrito.

La semana pasada se conoció que el Ministerio de Trabajo está recolectando las pruebas como parte de un proceso por la falta de baños en las estaciones del sistema en la investigación contra un concesionario del sistema.

Se trata de un lío que envuelve al Equipo de Gestión Humana, un concesionario responsable de la contratación y la tutela de los empleados en las fases I y II del sistema. Todo empezó el 14 abril de 2014. Ese día, el ciudadano Óscar Garzón Altaona interpuso una querella contra TransMilenio por lo que consideraba el incumplimiento de la resolución 2400 de 1979, que establece lineamientos sobre la higiene y la seguridad en los lugares de trabajo, como la implementación de un baño, separado por sexos, por cada 15 empleados. A esa acción se sumó otra por las mismas razones que presentó el concejal Marco Fidel Ramírez, de Opción Ciudadana.

cargando...