Tras años de labor voluntaria, la Fundación Colombia Nuevos Horizontes, continúa ofreciendo una esperanza a familias desplazadas que llegan al municipio de Soacha. La entidad hace un llamado a todas las personas para que apoyen su gestión a través de donaciones de alimentos, ropa, trabajo o dinero.

Marino Rivero (personaje de la fotografía) llega a finales de 2004 como desplazado del departamento de Caquetá, durante este año, la vida no lo favorece llevándolo a vivir en la calle, en donde padeció múltiples necesidades. Luego, en el 2005 lo acoge una institución en donde le brindaron la posibilidad de tener mejores condiciones, sin embargo, quienes estaban al frente del proyecto se fueron, por esa razón Marino tomó la decisión de continuar la propuesta y darle paso a lo que hoy es la Fundación Colombia Nuevos Horizontes, espacio físico que brinda alimentación y alojamiento a población en condición de desplazamiento y también apoyo, afecto y comprensión a las diferentes familias que allí se albergan. “Lo que reciben las personas que llegan aquí, es lo que a mí me faltó cuando llegué a Bogotá”, afirma Rivero.

Las familias son enviadas a través de las diferentes personerías, La Defensoría del Pueblo, La casa del migrante, El terminal de transporte y otras entidades. La casa alberga entre 20 y 30 personas, su estadía depende del comportamiento y proactividad en la búsqueda de empleo, «pues el objetivo no es que lleguen allí sólo a comer y dormir», afirmó Rivera. Al ingresar a la Fundación, los nuevos habitantes, firman un acta de compromiso, realizan una lista para realizar el aseo y turnarse las labores de la cocina. Luego cuando ya están ubicados laboralmente se van, nunca se les pide retribuciones ni nada a cambio.

Sus habitantes, viven felices y recuperar su tranquilidad cuando viven allí. “Soy chocoana, llegué muy mal, cuando llegué de mi tierra pensé que no iba a subsistir, estaba desprotegida y cuando me encontré con la Fundación, descubrí que aquí es mi casa, mi hogar, mi familia. Me siento muy bien, no me falta nada, vivo muy contenta. Que no me quiera mi familia ya no me importa, aquí tengo mis amores y me tratan bien”, afirmó Elsa María Palacio una adulta mayor en condición de desplazamiento, quien por un problema de edad y salud no puede laborar y ha permanecido en la Fundación por muchos años.

Para sostenerse, la Fundación requiere aproximadamente de tres millones mensuales, no hay gastos administrativos pues Mariano Rivera además de ser el fundador, es el representante legal y administrador del lugar, quien cuenta con el apoyo de voluntarios, entre los que se destaca Franklin, un joven que se encarga de realizar gestiones humanas al interior de la entidad.

“Yo sé que es aguantar hambre y frío, pedir limosna, dormir debajo de un puente. Por eso con mi labor me siento tan comprometido y me siento motivado todos los días a luchar para la gente. No necesito recursos para mí sino para movilizarme y hacer las gestiones, las cosas se van dando, nunca nos ha faltado nada pero es un misterio saber por qué esto sucede. Sin embargo, dependemos de donaciones, buscamos personas que nos apoyen con recursos económicos, alimentos o vestuario, también empresas que realicen con nosotros su responsabilidad social, para eso expedimos certificación por valor de donación que será útil para el tema del pago de impuestos de dichas entidades, además les ofrecemos un espacio en nuestra web”.

El proyecto es hacer de la Fundación una empresa autosostenible, que genere empleo para quienes están allí y proyectarse a otros sectores del municipio, por ahora el fundador tiene en la mira el sector de Altos de la Florida para expandir sus benéficas acciones. También recibió un equipo de panadería, el cual piensa utilizar en un negocio que además de generar productos para el consumo interno, posibilite trabajo y recursos económicos que ayuden a mantener los gastos de la Fundación.

Quien desee realizar donaciones materiales o de trabajo voluntario, puede comunicarse a la entidad a través de los números 5771729 3132770878, mail: [email protected] o visitar la cra. 6 Este No. 23-03.