La polémica comenzó a propósito de un proceso licitatorio por más de 120.000 millones de pesos que está en curso en la Registraduría Nacional, para la logística de las elecciones de los concejos municipales de juventudes en todo el país que se realizarán en 2021.

Varios congresistas, entre los que están varios del Centro Democrático, están evaluando la realización de un debate de control político a la Registraduría por ese caso, tras cuestionar el valor del contrato en medio de la emergencia por la pandemia.

El costo de las elecciones regionales de octubre de 2019 fue de $288.822.252.581 y y para las de los concejos juveniles previstos para marzo de 2021, el costo es de $119.692 millones. 

Sobre el tema, se conoció por fuentes de la autoridad electoral que el registrador Alexander Vega no se pronunciará al respecto porque podría viciar el proceso licitatorio que, de acuerdo con esa entidad, se está llevando bajo todos los parámetros legales.

Cabe mencionar que Vega había anunciado que aprovechará estas elecciones de los concejos municipales de juventudes, para probar herramientas tecnológicas en la jornada electoral y realizar un proceso mixto de votación entre manual y electrónico.

El proceso licitatorio que se encuentra en curso para la logística de esas elecciones en el país.

De otro lado, la procuradora delegada para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública, Liliana Caballero, envió una notificación el pasado jueves al registrador Alexander Vega, comunicándole que recibió denuncias de presuntas irregularidades en otro contrato de materiales para producir cédulas y tarjetas de identidad por 10.000 millones de pesos. 

Fuente: Sistema Integrado de Información