La Policía Nacional, con el apoyo de la alcaldía de Soacha, realizó una nueva jornada del plan desarme en la comuna cuatro del municipio, como conclusión de la primera fase de la estrategia de seguridad que está siendo desarrollada en diferentes sectores de la ciudad y que esta vez incluyó una toma masiva al sector de Cazuca.


El comandante del Distrito Especial de Policía Soacha, teniente coronel Carlos Humberto Rojas, describió el trabajo que ha venido realizando la policía en Cazuca:

“Además del plan desarme hemos desarrollado una toma masiva a la comuna 4, en la cual se han logrado excelentes resultados. Se hicieron efectivas 34 capturas relacionadas con delitos de microtráfico, hurto y homicidio; en el marco de esta estrategia a su vez llevamos a cabo allanamientos, de los cuales también se vieron buenos resultados. Así mismo se ha venido realizando un trabajo de prevención enfocado hacia el bienestar estudiantil, porque en algunos colegios se presentan dificultades relacionadas con el delito y es por esto que desde la Unidad de Infancia y Adolescencia pudimos llegar hasta estas comunidades y finalmente dejamos ese mensaje para fortalecer la integridad de los jóvenes”, puntualizó el coronel.

El despliegue de la acciones realizadas por la policía es un proyecto interinstitucional desarrollado con la alcaldía, la secretaria de gobierno y equipos específicos de trabajo en materia de policía judicial, inteligencia, fiscalía y prevención; gracias al apoyo y colaboración de estos grupos, se logró un resultado satisfactorio que se espera siga generando conciencia y disminución de la violencia e inseguridad para poder ofrecer a la comunidad una verdadera tranquilidad.

Juan Carlos Nemocón, alcalde municipal, explicó el principal objetivo del plan desarme:

“El objetivo fue invitar a la comunidad a que se desarmara y entregara objetos cortopunzantes o armas de fuego. Esta actividad se desarrolló con un incentivo; quienes se desarmaron obtuvieron un obsequio por parte de la administración y la policía, además harán parte de un programa de emprendimiento desarrollado por la alcaldía municipal y la secretaría de desarrollo social, que en últimas dará a cada una de estas personas un apoyo de un millón quinientos pesos para que emprendan su propio negocio o micro empresa con previa capacitación, lógicamente no entregaremos el dinero en físico, la entrega se realizará mediante insumos”, añadió.

El plan desarme no fue dirigido solo a los actores de la delincuencia, se realizó como un llamado a toda la comunidad para generar concientización y explicar que un arma en un hogar siempre será un riesgo innecesario que puede generar una tragedia.

Oscar Giovanni Ramírez, secretario de gobierno municipal, reiteró los beneficios que genera el plan desarme: “Cada arma menos en la calle reduce la posibilidad de que se cometa un crimen en el municipio, cada vez que un joven entrega un arma de fuego estamos contribuyendo a la disminución de la probabilidad de se ejecute un homicidio o un asalto; todo el trabajo realizado se pudo llevar a cabo gracias a la gente de la comuna cuatro, para ellos tenemos sentimientos de agradecimientos. Ahora estamos ´ad portas` de entregar a la comunidad un CAI y una estación de policía ubicadas en Ciudadela Sucre y Julio Rincón, además se han implementado 12 cuadrantes a disposición de los residentes”, concluyó el funcionario.