La Dirección de Investigación Criminal de la Policía y la Dijin desarticularon una peligrosa banda dedicada al hurto de usuarios del sistema financiero en centros comerciales de Bogotá y Soacha.


La detención se llevó a cabo en el municipio de Soacha, donde funcionaba el centro de acopio y acondicionamiento de los dispositivos utilizados para el hurto del dinero.

Las autoridades dijeron que los detenidos se robaron alrededor de 1.500 millones de pesos a desprevenidos clientes de la capital y del municipio de Soacha. Tres de los capturados fueron encontrados en el Aeropuerto El Dorado, cuando intentaban viajar a otras ciudades para instalar los llamados skimmer, un sistema que funciona a través de la activación de una banda magnética adaptada para leer y copiar la información de las tarjetas, número de cuenta y los datos de los titulares.

Los cinco detenidos fueron grabados en video mientras alteraban los cajeros electrónicos para robarse los datos de los clientes, especialmente en quincena o en temporada de pago de primas.

Según las autoridades, los detenidos se apoyaban con microcámaras, información que posteriormente era almacenada en discos de computador y memorias.

En los operativos, la policía logró incautar 10 memorias, 23 skimmer, 25 mini cámaras dos discos duros, 28 tarjetas débito y crédito, y un vehículo tipo camioneta.