Además se produjeron dos capturas, una por microtráfico y otra por violencia intrafamiliar.

En una primera acción,  uniformados del Modelo Nacional de Vigilancia  Comunitaria por Cuadrantes de la estación de policía Capilla se encontraban realizando el denominado Plan Automotores, en el sector de Quintanares. Al  ingresar las placas de un vehículo tipo taxi evidencian que  el automotor había sido hurtado el pasado 30 de mayo, motivo por el cual se inicia la respectiva coordinación con su propietario para realizar la entrega.

En otro momento, policías de la estación centro de Soacha se encontraban realizando actividades de registro y control en Parque Campestre cuando evidencian un sujeto con una actitud sospechosa, motivo por el cual se le solicita un registro personal.   Dentro de un bolso pequeño se le encuentra  una bolsa transparente que en su interior contiene aproximadamente 270 gramos de marihuana, motivo por el cual se inicia su proceso de judicialización, dándole a conocer sus derechos como persona capturada y dejándolo a disposición de la Fiscalía General de la Nación.

Este es el joven capturado en Parque Campestre

Una tercera acción se presentó en la comuna cuatro cuando uniformados de la  estación de Policía Cazuca recibieron una llamada al número de cuadrante donde les informan que un señor se encontraba maltratando a dos  niños dentro de una vivienda, motivo por el cual rápidamente se dirigieron al lugar donde efectivamente se encuentran  dos menores de 10 y 14 años, los cuales presentaban signos de violencia; uno de ellos tenía una herida abierta en su cabeza y el otro varios golpes y hematomas en su rostro, es así que los uniformados procedieron a capturar al sujeto dándole a conocer  sus derechos como persona capturada y resguardándolo en el CAI Santo Domingo de la ciudad de Bogotá, ya que la comunidad del sector intentó agredirlo físicamente.

La Policía Nacional agradece e invita a la comunidad en general a denunciar en la línea de emergencia 123 o a la Estación de Policía más cercana cualquier acción delictiva que afecte la convivencia, seguridad ciudadana y medidas sanitarias.