Los uniformados sufrieron fuertes golpes en la cabeza después de chocar contra un bus del SITP en el sur de Bogotá.

Después del hecho ocurrido en Bosa cuando sicarios balearon a un hombre, uniformados de la Policía lo escoltaban para llevarlo al Hospital de Kennedy, donde la persona víctima del atentado falleció.  Sin embargo, por el caminó sucedió un hecho insólito, una de las motos que acompañaba chocó contra un bus del SITP y los uniformados se encuentran graves, con pronóstico reservado.

Los dos policías recibieron el golpe en la cabeza y permanecen internados bajo observación en un centro médico de Kennedy, a donde fueron trasladados luego del accidente de tránsito.

En cuanto al hombre baleado, lo que dicen las autoridades es que el hecho ocurrió anoche a eso de las 8:20 p.m.  cuando al parecer dos sicarios se desplazaban en una motocicleta y le dispararon varias veces, dejándolo gravemente herido.