Walter Vega es un joven bogotano de 26 años de edad, quien pasó sus primeros años de vida entre  la Guajira y Nariño, pero fue en el año 2001 cuando su familia se radicó junto con él en el municipio de Soacha.  

Desde pequeño fue un chico muy inquieto, apasionado por el mundo deportivo, pero en especial por el deporte rey, el fútbol; fue lo que siempre lo desveló y lo mantuvo inspirado, perteneciendo a distintas escuelas de formación, tanto en el municipio de Soacha como en la ciudad de Bogotá.  

Con el paso de los años llegaron nuevos retos, entre ellos el de ser papá y trabajar por su hogar, pero nunca dejó de estar al tanto de su deporte favorito; y fue así que hizo tangible un sueño y fue consolidar desde hace más de un año y medio el Club deportivo Canaguaros F.C ubicado en el complejo deportivo Lagos de Malibú.

Por supuesto, Walter no ha llegado solo a este camino, para ello ha contado con el apoyo e impulso de su mamá, su esposa y su hermano, piezas claves para que su sueño de crear una escuela deportiva no se quedará en solo planes y palabras.

En la actualidad son 19 jugadores los que conforman la plantilla del club, en los que se encuentran niños desde los 5 años hasta jóvenes de los 14 años de edad; muchos de ellos pertenecientes a un estrato socioeconómico bajo, por lo que se dificulta en muchos casos la permanencia en el club, que conlleva a uno de los problemas principales de la escuela: la deserción. 

Por otro lado, ni Walter ni la escuela han recibido apoyo económico de entes privados o públicos, por ende han tenido que llevar un trabajo aguerrido y constante en busca de recursos para la compra de indumentaria para el plantel. Aunque como él lo manifiesta, la carencia en algunos casos de recursos económicos puede llegar a limitar un buen proceso de formación.

Walter es un entrenador que se caracteriza por motivar a sus jugadores a que se diviertan en el campo, a que se gocen los partidos, pero desde luego, que se comprometan y aprendan a jugar al fútbol. Quienes lo conocen dan testimonio de que es un hombre alegre, sociable, honesto, respetuoso, estricto, exigente, perseverante y sin duda alguna, un hombre que lleva en la sangre el fútbol.

Pero, en este proceso se deben enfrentar varios desafíos; para Walter como entrenador, quizás el más complejo es no poder hacer más por los jóvenes, sólo lo que está al alcance de sus manos, pues muchos de ellos pasan por distintas problemáticas, ya sean en su hogar, colegio o su entorno, y ven en él a un consejero, una persona con quien se pueden desahogar, pero muchas veces desde su rol no puede hacer más que escuchar y brindar unas palabras de aliento. 

En el corto tiempo de constitución, Canaguaros F.C ha logrado participar en el torneo de interescuelas en el municipio de Soacha y comisión de fútbol de Soacha, y del municipio de Sibate; dentro de los retos que se han planteado se encuentra el crecimiento de la escuela, tanto en jugadores como en el nivel para afrontar las distintas competencias, una de ellas el torneo nacional en Melgar, Tolima, el cual estaba previsto para finales de año, pero dada la contingencia de Covid-19, aún no se ha confirmado si se cancela o se podrá llevar a cabo.  

Bajo el lema “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” y la temática “Por más niños en la canchas y menos calles con violencia”, Walter considera que a través del fútbol se puede hacer un verdadero cambio social en las comunidades, en especial en un municipio como Soacha que se encuentra tan fragmentado por tantas problemáticas sociales.

El fútbol para él se convirtió en una opción de vida, que lo llena de felicidad y con lo cual considera que está cumpliendo una obra social, al ofrecer un espacio de aprovechamiento del tiempo libre y de fortalecimiento de muchos valores y de superación para afrontar problemas de la vida diaria. 

A pesar de la situación por la que pasa el planeta por el coronavirus y en especial el mundo deportivo, Walter y su equipo de trabajo no paran actividades y desde casa se siguen preparando y llevando la planeación necesaria para afrontar cada uno de los objetivos propuestos.

Si están interesados en hacer parte del club o apoyarlos económicamente, pueden contactarlos en Facebook o comunicarse a los números: 3132171657 o 9021845.

Por Cristhian Camilo Cañón Ramos