La madre utilizaba hijos menores de edad para distribuir alucinógenos en esas poblaciones. Junto a alias “Betulia” fueron puestos tras las rejas otras cinco personas integrantes de la banda conocida como “Los del Triángulo”.

El golpe corresponde a trabajos de inteligencia de varios meses adelantados por efectivos de la Seccional de Investigaciones Criminales de la Policía Cundinamarca, bajo la coordinación de la Fiscalía General de la Nación.Las investigaciones comenzaron sobre denuncias de las comunidades quienes alertaron sobre los movimientos sospechosos del grupo, quienes proveían sustancias prohibidas en espacios públicos mediante encargo.

Sorprendió a las autoridades encontrar que alias “Betulia” utilizaba a sus hijos de 13 y 16 años para realizar los pedidos, misión que igualmente cumplían otras dos personas igualmente detenidas.El jefe de la organización criminal es conocido como “Villa” y tras él se movía la red según dio a conocer el coronel Germán Jaramillo, comandante encargado de la Policía Cundinamarca.

Reveló que para la comercialización el grupo utilizaba una camioneta, al igual que una moto con lo cual agilizaban y ocultaban las ventas.

De acuerdo a los cálculos de los investigadores, la banda alcanzaba utilidades mensuales por el orden de los 20 millones de pesos mediante la venta de papeletas con narcóticos cuyo precio unitario, en promedio, alcanzaba los 15 mil pesos.

“Alias Villa, “Bertulia”, Julián, Camilo, y Daniel, eran quienes en un vehículo tipo camioneta y una motocicleta distribuían por los municipios de Choachí y Fomeque”, explica la comunicación oficial.

A los detenidos les fue dictada medida de aseguramiento en centro penitenciario.