A pesar de la incansable labor que ejercen los integrantes del Cuerpo Oficial de Bomberos de Soacha y de su disposición para atender emergencias sin los elementos necesarios, pocos son los que reconocen la entrega de estos hombres que diariamente arriesgan sus vidas.

Son 25 años los que cumplieron los Bomberos Oficiales de Soacha, los  mismos que llevan apagando incendios, rescatando cuerpos en el Salto del Tequendama, controlando las llamas en los cerros y atendiendo cuanta emergencia se presente, no solo en el municipio, sino en poblaciones vecinas.

“Estos valientes hombres se han enfrentado a críticas de ciudadanos ignorantes que no conocen cómo trabajan, porque el municipio tampoco les da lo que necesitan para ejercer su profesión”, dijo un habitante de Soacha.

Si bien el año pasado se entregó una sede para que los bomberos oficiales presten un buen servicio, faltan vehículos e implementos.

Y con esa falta de apoyo llegaron a sus 25 años, aniversario  que se materializó con un desfile por la carrera séptima en donde participaron 12 delegaciones de bomberos de Cundinamarca, y posteriormente la entrega de diferentes reconocimientos por parte del alcalde Eleázar González y la gestora social Luisa Castellanos, en agradecimiento por estos años de servicio a la comunidad.

Sin embargo, pocos fueron los que se enteraron de las “Bodas de Plata” del cuerpo Oficial de Bomberos de Soacha, un organismo que trabaja para proteger a la comunidad, pero que pocos reconocen lo que hacen a diario.