El animal fue atacado con una escopeta al parecer por el concejal Pablo Cortés Chitiva y otras dos personas.


La Fiscalía General de la Nación le imputará cargos al concejal del municipio de Junín (Cundinamarca), Pablo Cortés Chitiva, y a dos personas más identificadas como Luis Miguel López y Abel Gonzalo Chitiva, por su presunta participación en la muerte de un oso de anteojos en Cundinamarca, en enero de este año.

La denuncia por este caso, fue interpuesta por Orlando Feliciano, perteneciente a la Fundación Bioandina, quien le manifestó a la Fiscalía que el 21 de enero de 2016, en la vereda Córdoba del municipio de Junín, encontraron muerto a un oso de anteojos, el cual hace parte de una especie en vía de extinción.

Según los reportes, el animal fue atacado con una escopeta, ante lo cual el ente acusador hizo un estudio técnico respecto de un arma incautada en uno de los allanamientos, con un cartucho hallado cerca del animal, análisis que demostró que coincidían.

Con las pruebas recaudadas, la Fiscalía iniciará un proceso penal contra los tres hombres, ante un juez de Control de Garantías.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca