Aunque para muchos resulta ilógico ahorrar agua en época de lluvias, las autoridades del Distrito y el Departamento hicieron un llamado de urgencia a cada uno de los habitantes que se surten de la EAAB para que ahorren voluntariamente 40 litros de agua al día.


El llamado al ahorro voluntario se hace para generar una disminución en los niveles del río Bogotá y evitar que ciertos sitios se vean afectados por la devolución de sus aguas.

“Sobre el tema del río Bogotá tenemos que informar, que el nivel del afluente ha subido a un nivel tal que todo el sistema de bombeo de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado está llegando a su límite. Por estar por debajo del nivel del río muchas de las bombas están en un tema de reflujo por el reciclamiento de agua, sin poder efectivamente cumplir con su labor del bombeo. Esto nos está poniendo en alto riesgo de tener una emergencia sanitaria en la capital de la República por cuanto la ausencia de bombeo genera represamiento de aguas negras que pueden devolverse por las cañerías a las vías e incluso a las residencias. En razón a esto queremos hacer una convocatoria a toda la ciudadanía para que exprese como es la tradición bogotana su solidaridad generando un ahorro de consumo de agua sustancial que nos permita reducir ese pequeño margen, que necesitamos de disminución de flujo de aguas hacia el río, que permita que vuelvan a funcionar adecuadamente todas la bombas de la ciudad”, afirmó la Alcaldesa Mayor de Bogotá, Clara López.

En este sentido, el Gobernador de Cundinamarca señaló que de forma conjunta con Bogotá se concertó la implementación de una política que permita el uso racional de agua para todo la Región Capital. “En efecto hemos concertado una política para el uso racional, medido y austero del consumo de agua en toda la Región, se suma igualmente a esta petición que los casi 9 millones de habitantes de la Región sean solidarios, porque cada litro de agua que se deje de enviar al sistema contribuye a evitar las graves dificultades que hoy enfrentamos. De manera que invocamos en forma vehemente la solidaridad”, indicó.

La Alcaldesa de la capital sostuvo que actualmente “los bogotanos descargamos 1 millón de metros cúbicos de aguas usadas al día, con el llamado al uso racional del agua esperamos reducir las descargas al río en los próximos quince días alrededor de 6 millones de metros cúbicos.

Las mayores descargas de agua se producen en la ducha (30 litros) el baño (18 litros), y en la preparación de alimentos (10 litros). Por esta razón la mandataria pidió a los bogotanos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Disminuir el tiempo en la ducha.

Disminuir el número de descargas en el sanitario.

Usar la lavadora con la carga completa.

Entre tanto, el gerente de la Empresa de Acueducto, Luis Fernando Ulloa, entregó algunas de las recomendaciones que se pueden tomar para ahorrar agua desde los hogares. “Reducir el tiempo en la ducha, por cada minuto que reduzcamos, disminuimos 15 litros de consumo, otro descargar el sanitario lo necesario, ojala podamos dejar de dos a tres descargas por realizar y finalmente usar la lavadora con carga completa. Nosotros en Bogotá desde el año 1997, hemos tenido una cultura del ahorro muy fuerte y Bogotá es de las ciudades a nivel mundial con menos consumo. En términos de alcantarillado es muy importante que saquemos la basura sólo en el tiempo de recolección que verifiquemos el funcionamiento de las bombas en los edificios y finalmente no botar grasas en los sanitarios”, dijo.

Para tener en cuenta

En sótanos: Los edificios deben tener un sistema de bombeo en perfecto estado de funcionamiento para drenar las aguas de sótanos y parqueaderos hacia el sistema de alcantarillado. Es responsabilidad de cada administración de conjunto tener elementos de dotación como motobombas y verificar su estado y funcionamiento.

En baños: Los preservativos, toallas higiénicas y papel higiénico arrojados a los sanitarios taponan las tuberías internas; deposítelos en las canecas de la basura. Evite que se acumule cabello en sifones de la ducha o residuos de la afeitada en los lavamanos.

En la cocina: Por el sifón del lavaplatos se pueden ir sobrantes de comida que taponan las tuberías; limpie los sobrantes de los platos, deposítelos en la basura y utilice rejillas que impidan el paso de desechos sólidos. No arroje el aceite de cocina o grasa al lavaplatos pues éstos se pueden compactar en las redes.