¿Por qué manifestantes lanzaron sopa de tomate a la obra ´Girasoles´ de Van Gogh en Londres?

Dos mujeres fueron las encargadas de poner los ojos del mundo sobre ellas. Las jóvenes en su campaña ‘Jus Stop Oil’ arrojaron dos latas de sopa de tomate sobre la pintura de Van Gogh, al parecer avaluada en US$ 84,2 millones.

La preocupación y alerta se dio cuando las chicas divulgaron su acción; lo que buscaban las ecologistas era exigir al gobierno británico detener todos los nuevos proyectos de petróleo y gas.

En un comunicado publicado en Twitter, la Galería Nacional confirmó el incidente en la Sala 43, donde se exhibía ‘Girasoles’, y actualizó su estado, «Hay algunos daños menores en el marco, pero la pintura está ilesa«, además en un tuit posterior, la galería explicó que la pintura tenía un vidrio y por lo tanto estaba protegida.

En julio, los activistas del grupo se pegaron (acto que no es permitido) a una obra maestra que se encuentra en la Galería Nacional, mientras que los miembros de una organización activista climática italiana se pegaron a ‘Primavera’ de Botticelli en Florencia.

La Policía Metropolitana de Londres confirmó que estaban respondiendo al incidente y que los manifestantes habían sido arrestados bajo sospecha de «daño criminal y entrada ilegal con agravantes».

Una vez más es cuestionada por sus decisiones políticas, económicas y medioambientales, la nueva primera ministra conservadora británica, Liz Truss, nombrada el 6 de septiembre como sucesora del controvertido Boris Johnson, anunció dos días después el levantamiento de una moratoria a la fractura hidráulica en el Reino Unido.

Además de permitir este controvertido método de extracción de combustibles fósiles que estaba hasta ahora prohibido en el país, Truss anunció también un incremento de las licencias para la extracción de petróleo y gas en el Mar del Norte, entre sus medidas para luchar contra la crisis energética.

Foto: Tomada de Redes Sociales

cargando...