La mujer se debate entre la vida y la muerte porque la bala quedó incrustada en su rostro. El hecho sucedió en Puente Aranda.

Versiones oficiales indican que el atraco sucedió en la localidad de Puente Aranda hacia las 4:00 a.m. del martes 12 de enero cuando la mujer, de 35 años, salió de su casa rumbo al trabajo.

La víctima caminaba para coger transporte, pero de un momento a otro fue abordada por dos delincuentes en motocicleta para robarle el bolso y todas sus pertenencias.

Lo que dicen los familiares de la mujer es que ella intentó no dejarse quitar el bolso y que uno de los delincuentes le pegó un cachazo en la cabeza, pero al ver que no lo soltaba, le disparó en la cara y salió tranquilamente.

Aún con el disparo en la cara, la mujer se devolvió para la casa y le contó a la mamá lo sucedido, pero su familia al verla herida, la trasladaron de inmediato a un centro asistencial cercano, en donde permanece entre la vida y la muerte porque la bala no ha podio ser sacada por el personal médico.

La policía investiga el hecho y a través de cámaras de seguridad y testimonios intenta dar con el paradero de los dos delincuentes.