Así lo determina un fallo judicial que ratificó el fin del Contrato de Comodato celebrado en 1986, por medio del cual este inmueble había sido otorgado a un concesionario privado para administrar los servicios de Tránsito y Transporte de la Gobernación de Cundinamarca.


Cabe recordar que en este lugar funcionaba anteriormente la antigua Secretaría de Tránsito y Transporte sede Soacha, y que en los últimos meses fue el mismo Municipio el ente que solicitó la devolución del inmueble, en cumplimiento del procedimiento posterior a la terminación del comodato, a fin de darle utilidad y ubicar en sus instalaciones la sede de la Dirección de Transporte. Sin embargo, el concesionario que en la actualidad hace uso del predio (Unión Temporal de Servicios Integrados y Especializados de Tránsito y Transporte de Cundinamarca – SIETT) ha hecho caso omiso del requerimiento y se ha negado a hacer efectiva la entrega.

“La Situación Jurídica que atañe al predio donde se ubica el SIETT Cundinamarca ha sido materia de un arduo debate luego de un proceso que ordena la terminación del Contrato de Comodato firmado entre el Municipio de Soacha y la Gobernación de Cundinamarca. La Concesión ha negado su entrega haciendo de esta situación una vulneración a los bienes que son propiedad del Municipio, argumentado que no cuenta con las condiciones necesarias para realizar el traslado de todas las historias, los folios y los procesos que reposan en sus archivos”, explicó el Personero de Soacha, Ariel Pinzón Ariza, al resumir lo que ha sido la actuación de esta entidad en el proceso policivo que buscaba el desalojo de dichas instalaciones.

A propósito de lo anterior, el pasado mes de abril el Departamento de Cundinamarca instauró una Acción de Tutela en contra de la Alcaldía Municipal de Soacha, la Inspección Primera de Policía y la Personería, por considerar que estas instituciones vulneraron el Derecho Fundamental al debido proceso, por adelantar el mencionado trámite policivo, sin embargo los Juzgados Civiles de Soacha consideraron insuficientes esos argumentos y fallaron a favor del Municipio tanto en Primera como en Segunda Instancia.

“Hay un fallo y se ha respetado el debido proceso, además de todas las diligencias que para el caso se deben utilizar, advirtiendo que existe una práctica dilatoria por parte de la Concesión, a fin de no hacer entrega inmediata como lo ordena la actuación de este predio que requiere el Municipio de Soacha. Luego de agotar los procedimientos normales, la Concesión interpuso una Acción de Tutela contra la Personería Municipal argumentando que esta no representaba ni defendía los intereses de la Concesión. La posición de nosotros siempre ha sido defender los intereses del Municipio y todo aquello que le pertenece a su gente, por eso una vez fuimos notificados de esta Tutela se presentó una argumentación que fue aceptada por el Juez de Primera Instancia y ratificada por el de Segunda, definiendo así el asunto y quedando simplemente la diligencia de entrega por las vías legales, no sin antes pedirle a la Concesión que para hacer menos traumática la situación de los propietarios que tienen sus historiales de los vehículos en esta dependencia, lo hagan de una manera diligente y ordenada, pues el traslado del archivo no implica un gran costo para ellos”, agregó Pinzón.

Lo cierto es que más allá de las circunstancias, el predio donde funciona el SIETT debe ser devuelto al Municipio, para esto se hace necesario que la Inspección Primera de Policía dé cumplimiento al requerimiento y continúe con la diligencia de restitución de este bien de uso público, pues no queda más alternativa.