Un llamado a la calma hizo el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz a la comunidad de Mosquera, frente a las informaciones infundadas que señalan que se van a inundar terrenos en la zona de San Francisco.


“Se han presentado problemas por falta de comunicación e indebida información, no es cierto que estén previstos predios de Mosquera para ser inundados en la primera fase de la Operación Misisipi”, sostuvo el Mandatario.

Así mismo señaló que los malos entendidos corresponden a la falta de comunicación y que la acción prevista se hará a través de predios institucionales y del Estado tanto de Bogotá como de la CAR de Cundinamarca para poder controlar la situación.

“Entendemos la angustia obvia de las personas en esta materia, pero requerimos de su total colaboración para actuar de manera responsable porque todo lo que se está haciendo precisamente es para evitar que se inunden sectores habitados o sectores rurales que hay que proteger a través de estas medidas”, declaró.

El Mandatario aclaró que los sitios que se inundarán de forma controlada son áreas seguras y no generarán daños en los municipios.