La polémica presencia de Enilse López en el Hospital Cardiovascular de Soacha ha desatado preocupación entre los vecinos del sector de San Mateo. Muchos temen que suceda algo similar al caso del prófugo Alexander Urrego quien escapó mientras cumplía una cita médica.


Enilse López, quien en su momento fue una reconocida empresaria del chance, fue condenada por la Corte Suprema a 37 años de prisión por el asesinato de un vigilante en la Costa Atlántica, sin embargo había evitado ser llevada a la cárcel, siempre argumentando razones médicas.

López fue trasladada de Barranquilla a Soacha con el fin de someterla a exámenes médicos y determinar de esta manera a dónde será enviada, si a un centro médico o a la cárcel.

«Me condenaron a muerte, 37 de años de cárcel no los resiste ningún ser humano y menos yo. Yo no resisto ni tres años en la cárcel, ni dos. Yo estoy muy enferma, vengo así desde hace tiempo. Eso está certificado por Medicina Legal. No importa que me manden a la cárcel siendo inocente, allá no les voy a durar mucho», dijo López a través del noticiero de la FM.

Por otra parte, se ha informado que los escoltas de “La gata” han amenazado a los guardias del INPEC, por esa razón los habitantes del sector temen que en cualquier momento suceda algo como lo que hace poco aconteció con Alexander Salazar, quien escapó durante una cita médica.

«El INPEC debería crear sus propios hospitales y no poner en riesgo de atentado o peligro a los otros pacientes que están en los lugares en donde llevan a los presos. En cualquier momento se pueden enfrentar los escoltas de «La gata» y los guardias del Instituto Penitenciario, y los que llevamos el pato somos los que estamos en el hospital», indicó un paciente del lugar y habitante de Cumbres de San Mateo, conjunto paralelo al centro de salud.

Por lo pronto no hay un parte médico ni claridad frente a la situación de la paciente, aunque se ha especulado sobre su posible salida de la Clínica Cardiovascular el próximo martes a otro centro de salud, o un posible traslado a la cárcel del Buen Pastor.