El pasado viernes 10 de enero se realizó la plenaria del Concejo municipal para la elección del Contralor Municipal, proceso que se ha venido adelantando desde 2019 con la universidad Ideas.  Con 11 votos a favor, el nuevo Contralor municipal es Carlos Alberto Bustos Brasby.

“La elección contralor es un proceso que no ha tenido medidas cautelares, ni investigaciones, se hizo conforme a la ley  y de forma democrática, pues   luego de  contar con una terna, se hizo votación por los tres candidatos”, afirmó Carlos Ospina, presidente del Concejo de Soacha quien acepta que la universidad Ideas ha tenido cuestionamientos frente a los procesos adelantados, pero este ya venía desde el año anterior.

Luego de surtir el proceso de exámenes de conocimiento específico y general, de Función Pública  y validación de hojas de vida, los tres candidatos opcionados al cargo de  Contralor y su correspondiente votación por los concejales del municipio, fue:

Carlos Alberto Bustos, administrador de empresas  especialista en  finanzas y administración  pública,   con experiencia en la Contraloría de Cundinamarca y otras entidades públicas. 11 votos

Jhon Jairo Mancera, abogado especialista en derecho administrativo, con experiencia en la Personería de Soacha, Secretaría de Educación Distrital y otras. 4 votos.

Luz Marina Acevedo, abogada especialista en derecho administrativo,  con experiencia en entidades públicas del área de salud y educación. 3 votos

1 voto en blanco.

Durante la sesión, llegó un chat proveniente de la concejala Jazmín Olarte del partido Mira, quien en palabras   del  presidente del concejo de Soacha, es un partido autónomo en su actuación y no había dialogado previamente con él ni con el alcalde.

 El presidente de la Corporación considera que hay un error de interpretación en el texto de la concejala, además afirma que si evidentemente  existiese alguna irregularidad,   los mismos denunciantes deben llevar a los organismos de control la situación o si no estarían incurriendo en omisión. De la misma forma, el alcalde municipal  ha indicado que el proceso viene desde la administración anterior y no tiene injerencia en él, pues ha sido respetuoso de las decisiones de los concejales.

“Mi voto fue público por Jhon Mancera porque ha trabajado en el municipio y tiene una buena hoja de vida,  lo que desvirtúa  que he hecho proselitismo por determinado candidato. Quitarle la buena honra a una persona  a través de comentarios en un minuto es fácil, lo difícil es devolverla. Si hay algo contrario a la ley, los entes de control son los encargados  de determinarlo. Aquí queremos entrar a construir, no a destruir, por eso invito a los ciudadanos a solicitar la documentación debida para que conozcan el proceso de elección, los funcionarios del Concejo están en obligación de entregar todos los documentos que los ciudadanos requieran», indicó Ospina.