Luego de varios encuentros con líderes sociales y comunales de Soacha y ante el compromiso del Senador electo Andrés Cristo Bustos de apadrinar y liderar la construcción de una Política Pública de reconocimiento y respuesta a la crisis de Soacha, el presidente del Congreso asumió el liderazgo de esta propuesta que busca el apoyo decidido del gobierno nacional.


Juan Fernando Cristo asumió el compromiso de liderar desde el Congreso de la República el proceso de construcción de un tema que se ha hablado desde años atrás y en diferentes campañas políticas, pero que nadie ha sacado adelante: construir una Política Pública de reconocimiento y respuesta a la crisis social de Soacha .

En varias oportunidades se ha propuesto que Soacha sea identificada legítimamente como ‘un ente territorial declarado en crisis social’, un ‘Distrito Especial’, es decir, reconocer mediante una norma nacional que Soacha como municipio está viviendo una situación de crisis y que presenta una suma de condiciones que hacen cada vez más vulnerables a los diferentes sectores poblacionales.

La construcción de una Política Pública que reconozca y responda a la crisis de Soacha, implicaría, entre otras cosas:

– Mayor cobertura y educación de calidad
– Efectiva prestación de servicios públicos (Transporte, agua, alcantarillado, energía eléctrica entre otros, de acuerdo a la demanda que se requiere en la ciudad).
– Disposición de espacios y escenarios para promover el deporte y la cultura.
– Programas de prevención y atención en salud.
– Programas pertinentes que promuevan la adecuada nutrición.
– Implementación de un sistema que promueva el cuidado, la protección y preservación del medio ambiente.
– Procesos ‘serios’ que aporten a la sana convivencia, e inversiones que permitan garantizar la seguridad de la ciudadanía.
– Disposición de equipamiento institucional y social que garanticen el acceso a diferentes oportunidades.
– Adecuada planeación en vivienda para que se cumplan condiciones de calidad de vida digna y se controle el cumplimiento oportuno de las normas.

Así habló Cristo luego de varias reuniones con líderes liberales de Soacha:

Dr. Cristo. ¿Cómo resume usted el trabajo que ha venido realizando con este grupo de líderes del municipio de Soacha?

Estamos comenzando a construir un escenario en el cual podamos trabajar conjuntamente hacia adelante, en reconocer la crisis social de Soacha, en delinear finalmente una relación mucho más clara, concreta y transparente del Distrito Capital y del gobierno nacional con Soacha, y sobre todo me interesa pensar en la Soacha del postconflicto. Aquí estamos avanzando en un proceso de paz, Soacha ha sido un municipio terriblemente afectado por la violencia, por el desplazamiento, por una serie de circunstancias que todos conocemos, por eso este municipio debe convertirse en un escenario privilegiado de lo que debe ser la Colombia del posconflicto y que todos los focos del gobierno nacional y departamental puedan avanzar pensando en esa Colombia del posconflicto, en donde Soacha debe jugar un papel fundamental porque hay que pensar en una política de atención a víctimas mucho más agresiva que la actual.

Sin duda la propuesta es construir desde el Congreso una Política pública de reconocimiento y respuesta a la crisis social de Soacha. ¿Qué implicaría hacer realidad esta iniciativa?

Implica un proceso que no se da la noche a la mañana, un proceso de convocatoria a muchos sectores sociales. No se puede hacer unilateralmente, sólo desde la cúpula del gobierno, se tiene que involucrar a los diferentes sectores sociales, a la juventud; hay que abrirles un camino de esperanza y optimismo a los jóvenes de Soacha, que entiendan que no están condenados a la violencia y al atraso.

Y Soacha, ¿qué ganaría con una Política Pública construida desde el Congreso?

Tener una visión de largo plazo, tener una política no coyuntural, una propuesta hacia el futuro para la ciudad que debe estar inmersa; el próximo Congreso tiene mucho que ver con esta política para organizar socialmente la ciudad porque Soacha no puede ser la excepción, recordemos que las principales capitales del país ya han construido esa visión de mediano y largo plazo para planear su desarrollo y superar los problemas.

¿Construir la Política Pública Implicaría que el mismo Congreso reconozca que hay crisis en Soacha?

Creo que sí, yo creo que el próximo Congreso va a tener que legislar en materia de posconflicto, y allí Soacha tiene que jugar un papel muy importante, mirar cómo va ser el escenario de la Soacha del posconflicto. Ahí creo que se puede legislar y también finalmente definir los términos de la relación con Bogotá, del tema de región capital y de la relación con Cundinamarca. Soacha lleva muchos años intentando encontrar un camino y no lo ha encontrado, y creo que hay que trabajar para lograrlo.

Usted insiste en la Soacha del posconflicto. ¿Significa que parte de los recursos de la guerra llegarán al municipio?

Es que las zonas donde ha tenido mayor incidencia el conflicto deben ser las más beneficiadas de esa nueva Colombia en paz, las más beneficiadas en materia de inversión social y de formación de liderazgos sociales. Hay muchas regiones del conflicto en Colombia en donde todavía no hemos logrado generar una base social, unos liderazgos que piensen en una Colombia en paz, y si como apostamos muchos, que el año 2014 sea el año de la paz y la reconciliación y comencemos a pensar en el posconflicto, ahí en ese momento creo que toda esta plata que estamos invirtiendo en la guerra (27 billones de pesos al año en helicópteros, aviones, fusiles, etc…) se debe reorientar hacia la inversión social. Lógicamente que es un proceso gradual, no se puede debilitar nuestra fuerza pública que ha cumplido un papel importante en el combate a los grupos violentos, pero el sólo hecho de que no siga creciendo el gasto militar, nos libera muchísimos recursos para mejorar la calidad de la educación, la salud, el empleo y la infraestructura para Soacha.

Si bien es cierto su periodo termina el próximo 20 de julio, ¿estaría dispuesto a impulsar desde ya esta iniciativa y que el Congreso legisle para Soacha?

De eso se trata, hay que trabajar para ello y reconocer la particularidad de Soacha, es necesario mirar cómo, bajo qué condiciones y, sobre todo, generar consensos políticos. Esto no puede ser una política partidista ni grupista, debe generarse un consenso que reconozca una realidad social, y es claro que todos tenemos que trabajar para superarla.