Con una marcha y una concentración en la Plaza de Bolivar de Bogotá, en la cual se anunciará un nuevo paro nacional agrario, en protesta por el incumplimiento de las promesas del gobierno, terminará hoy la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular que deliberó el fin de semana en la capital de la República.


Según lo afirman los organizadores, en la movilización, en la que participarán alrededor de 30 mil personas venidas de todo el país, será presentado un pliego de peticiones al gobierno nacional de cuya respuesta dependerá la realización del nuevo cese de actividades.

La marcha comenzará en inmediaciones del Coliseo El Campín, avanzará por la carrera 30 hasta la calle 45 por donde subirá a la carrera séptima y proseguirá por ésta hacia la Plaza de Bolívar.

Los voceros de las organizaciones campesinas, indigenas y afrodescedientes establecieron que tras esta manifestación retornarán a sus regiones para promover el eventual paro nacional agrario, cuya hora cero está prevista inicialmente para el mes de abril.

Durante la cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, celebrada en la Plaza de los Artesanos de la capital de la República, las organizaciones agrupadas en diversas mesas de trabajo abordaron ejes programáticos transversales como la relación campo-ciudad, garantías políticas, el modelo de despojo, la paz con justicia social, minería, Derechos Humanos, entre otros aspectos que permitieron establecer una ruta común en torno a la unidad de los movimientos sociales en Colombia.

De acuerdo con un documento emitido sobre el encuentro, además de estos puntos, también se analizaron aspectos importantes del orden territorial, se develaron posiciones muy contrarias a la visión neoliberal del Gobierno frente a la legalización de tierras para colectivos campesinos, la colonización de terrenos en disputa, los resguardos indígenas, la incursión de multinacionales y las firmas de Tratados de Libre Comercio.

Igualmente destacan que otro punto importante que fue discutido es la Paz con Justicia Social y la importancia de fortalecer con un Movimiento por la Paz las negociaciones que se adelantan en La Habana.

“Un movimiento que se articule sin duda alguna bajo la bandera de una Asamblea Nacional Constituyente”, subrayan.

Así mismo, se plantearon “la necesidad de unas dinámicas de movilización conjuntas e unitarias, que permitan un mayor accionar político de las organizaciones con el pueblo y en las calles”.

Fuente: Radio Santafe.com