Debido a la amenaza directa al sistema Transmilenio, la alcaldesa denunció públicamente a la Primera Línea de Suba, escrito que fue radicado ante la Fiscalía.

Las cosas en Suba van de mal en peor. Al vandalismo de los últimos días contra el portal de Transmilenio y el Cade, se sumaron amenazas de la primera línea contra el sistema de transporte:

“Se le informa a Transmilenio que quedan advertidos que la guerra será contra ellos, ya que están dispuestos a trabajar y colaborar con la policía como ha venido sucediendo desde las protestas del 21 de noviembre de 2019”, escribió la primera línea en un comunicado.

Como respuesta a lo escrito por los manifestantes, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, dijo a través de sus redes sociales que lamenta las amenazas de “ciudadanos que alientan caos y radicalismo”, y comparte su posición y la denuncia por terrorismo y amenazas.

Lo que argumenta el comunicado de la primera línea es que rechazan que Transmilenio se preste como CAI y resguardo de policías en el portal Suba. “Se han presentado abusos arbitrarios por parte de la policía y el Esmad en contra de los manifestantes, incluso un asesinato el pasado martes 22 de junio del presente año”.

Finalmente, la mandataria, a través de su cuenta de Twitter, dijo: “En Bogotá protegemos los derechos de quienes protestan pacíficamente pero no vamos a ceder ante una minoría violenta ni ante quienes cometen abusos que atentan contra los DDHH”.