Sorpresivamente renunció Hugo Acero, a quien no le fue nada bien en temas de seguridad en Bogotá. A las pocas horas, la misma alcaldesa anunció el nombre del nuevo funcionario.

Aníbal Fernández de Soto es bogotano con amplia experiencia en temas de derechos humanos, seguridad, justicia y convivencia, además fue viceministro del Interior y Defensa, director de seguridad en el Ministerio del Postconflicto, de igualdad, de derechos para todos y experto en políticas de seguridad.

 “Vamos a trabajar en un modelo de convivencia basado en los derechos de los ciudadanos, poniéndolos a ellos en el centro de todo. Vamos a trabajar en el fortalecimiento de la institucionalidad, a generar confianza, transparencia, hacer los mejores esfuerzos para que haya cero impunidad y sobre todo cuando se presenten hechos de violencia, vengan de donde vengan”, dijo Fernández de Soto.