Obedeciendo al pronunciamiento del Consejo de Estado sobre prohibiciones y regulación del espacio público en el país, el secretario de gobierno de Soacha anunció un trabajo conjunto con la Dirección de Desarrollo Económico para organizar a los vendedores que han venido invadiendo las calles de la ciudad.


Sin embargo fue claro al asegurar que no todos los que venden en estos momentos tienen derecho a un puesto en la calle.

“El Consejo de Estado se pronunció, ante todo, sobre los delitos al espacio público, es decir, no venta de piratería de ningún tipo, no venta de comidas sobre el espacio público porque pone en riesgo la vida de las personas, y no venta de celulares que puedan implicar delitos, en el marco de la regulación nacional”, explicó el secretario.

Además de no poder venderse cierto tipo de mercancía, al entrar a regular el espacio público hay limitaciones porque debe darse prioridad a aquellas personas que la Ley favorece:

“Que sean candidatas de acuerdo al Sisbén, estrato 1 y 2; que no hayan sido reubicados en procesos realizados en años anteriores porque muchos montaron su negocio y volvieron a la calle. No podemos permitir eso, vamos a reubicar a las personas que lo necesiten, los demás deben irse del espacio público, porque ese espacio es de todos; debemos entender una cosa claramente en esta materia, el espacio público es de todos los ciudadanos del municipio de Soacha, y cuando alguien lo ocupa irregularmente, ocupa un espacio que no es de él y el deber del Estado es recuperarlo”, agregó Ramírez.

El secretario dijo que para recuperar y organizar el espacio público requiere del apoyo de la Dirección de Desarrollo Económico, con medidas paliativas que ayuden a buscar la reubicación de las personas. Sin embargo no descartó el uso de la fuerza y aseguró además que se deben poner en marcha medidas y programas sociales.

El funcionario envió además un mensaje a los comerciantes, quienes también invaden el espacio público.

“Necesitamos que los comerciantes se concienticen que sus negocios llegan hasta la puerta, no podemos seguir permitiendo que saquen a la calle puestos de helado, materiales y mercancías. Yo debo ser un comerciante responsable, si soy responsable no debo ocupar el espacio público. Tenemos casos críticos como en Compartir, donde las personas en silla de ruedas y los invidentes no pueden transitar, porque el espacio público está invadido”, finalizó.