En medio de la pandemia del Covid-19 que fustiga al país, el ELN, las disidencias de  las Farc y 8 grupos armados ilegales más (GAO), han seguido reclutando niños en diferentes regiones del país, como lo dio a conocer ayer el procurador Fernando Carrillo, tras denunciar estos hechos ante la Fiscalía General.

El Jefe del Ministerio Público denunció que los actores armados al margen de la ley utilizan los niños en la comisión de delitos, lesiones y homicidios de personas protegidas así como actos de terrorismo.

Por ello, Carrillo pidió que “se dé curso a una investigación criminal bajo la convicción de su priorización, conforme a la prevalencia de los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes afectados y de sus familias”.

La Procuraduría documentó en la comunicación al fiscal Francisco Barbosa 23 casos de reclutamiento de niños y adolescentes, incluso en Soacha, en las periferias de Bogotá, y también en Antioquia, Chocó, Arauca, Nariño y Norte de Santander, en donde se incluyen informes de la ONU, de la Fuerza Pública y de organizaciones defensoras de los derechos de esta población.

En el caso del  municipio de Soacha, indica la Procuraduría en su denuncia al Fiscal, que “la información de Pares (Fundación Paz y Reconciliación) da cuenta de 10 jóvenes de Soacha que habrían sido vinculados a esos grupos armados ilegales a través de ofertas laborales para ser luego conducidos a Bello (Antioquia)”.

La petición identifica a estos grupos con la utilización de medios y métodos de guerra ilícitos, actos de terrorismo, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, explotación ilícita de yacimiento minero y otros materiales, obstaculización de tareas sanitarias y humanitarias, omisión de medidas de protección de la población civil y amenazas.

Según reporte de un informe de Pares presentado en el mes de enero:

«A pesar del amplio catálogo de bandas, según los habitantes y líderes de la zona, hay una de ellas que tiene hasta el momento el control de Soacha, particularmente en la comuna cuatro: Altos de Cazucá y Ciudadela Sucre. Se trata de ‘Los Paisas’, una organización criminal que surgió de los desmovilizados de las AUC vinculados a la Oficina de Envigado, liderada por alias ‘Don Berna’, quien luego de estar un periodo en la cárcel de Itagüí, fue extraditado a Estados Unidos el 13 de mayo de 2008 con una condena que va hasta el 2040″.

Se llevan a los jóvenes del barrio, les dan plata para que lo hagan, y al llevarlos allá los están utilizando de carnada, miren el resultado: mataron a uno, pero la familia no quiere hablar por el miedo. Son cosas que vemos más graves, no los matan en el barrio, pero sí los están sacando a matarlos. Son jóvenes que vienen del desplazamiento. Es falta de oportunidad para ellos, porque si hubiera oportunidades no los cogerían de carnada. Los llevan, los matan y los dejan por allá. Con la Policía no se tiene confianza. Han pasado casos que han denunciado y la demora es que uno salga del comando para que ellos se den cuenta. Sale uno de allá y cuando llega al barrio ya saben que uno viene de denunciar o de decir algo que está pasando”, afirma el mismo informe, basado en testimonios de la comunidad.

Conozca aquí el informe de Pares sobre reclutamiento de menores en Soacha: https://bit.ly/3dO5iJO