La Procuraduría General de la Nación, a través de la Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios, dio traslado a la instancia disciplinaria del informe sobre la actuación y posible omisión de las autoridades del municipio de Cota (Cundinamarca) frente a los actos administrativos, requerimientos, conceptos técnicos y jurídicos de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR y de la misma Procuraduría Delegada, referentes a las actividades generadoras de ruido en la empresa metalmecánica NL CONTAPA S.A. C.I.

Desde el 29 de noviembre de 2010, la CAR recomendó determinar la suspensión de las actividades generadoras de ruido en la mencionada industria e impuso medida preventiva desde el 15 de marzo de 2011.

El 20 de octubre de 2011 la autoridad ambiental realizó visita de seguimiento y control a la medida preventiva, y conceptuó que la empresa continuaba operando; el 18 de noviembre del mismo año la CAR solicitó a la Procuraduría delegar autoridad competente para imponer la medida de suspensión de actividades generadoras de ruido de la citada empresa.

Este Organismo de Control recibió además en agosto de 2011 una queja de la comunidad por los fuertes ruidos que generaba la actividad de la empresa NL CONTAPA S.A. C.I., ubicada en un área próxima a zonas suburbana y rural de acuerdo al Plan de Ordenamiento Territorial del municipio. Se requirió entonces al mandatario local para que informara sobre las actuaciones de su administración tendientes a garantizar el cumplimiento de las normas urbanísticas y ambientales, y la consecuente suspensión de actividades que atentaran contra el medio ambiente.

Después de la visita técnica a la zona y de varios requerimientos relacionados con el cumplimiento de la Resolución 612 de 2011 -expedida por la misma Alcaldía de Cota-, que ordenó la demolición de las instalaciones de la Sociedad NL CONTAPA S.A. C.I., y la Resolución 0020 del mismo año expedida por la CAR, que ordenó la suspensión de las actividades generadoras de ruido en la misma industria, la Procuraduría requirió el pasado 8 de mayo de 2012 al actual alcalde municipal, debido a que la mencionada empresa aún continúa desarrollando las actividades generadoras de contaminación auditiva.

Para el Ministerio Público esta situación denota un posible incumplimiento y falta de cooperación de la Alcaldía Municipal de Cota para imponer la medida preventiva establecida por la CAR, y una presunta omisión frente a lo determinado tanto en los conceptos técnicos proferidos por la autoridad ambiental, como en el Plan de Ordenamiento Territorial Municipal. En este sentido la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios determinó la necesidad de dar traslado a la instancia disciplinaria, para que se inicien las investigaciones pertinentes.