Con una importante asistencia de representantes del Gobierno Distrital, del Ministerio del Interior, la Procuraduría General de la Nación, de diferentes representantes de algunas confesiones de creencias y fe como luteranos, católicos, evangélicos, musulmanes y comunidad en general, se adelantó exitosamente el Foro de Libertad e Igualdad Religiosa en Bogotá, que fue organizado por los concejales Clara Sandoval, Marco Fidel Ramírez y Arthur Bernal.


El evento concluyó con la propuesta de la creación de la Oficina de Asuntos Religiosos en Bogotá, la cual quedó expresamente consignado en el Plan de Desarrollo Distrital de Bogotá.

La idea es avanzar en la implementación de la Oficina de Asuntos Religiosos y que se ponga en marcha a la mayor brevedad, bajo el principio de corresponsabilidad, para que pueda ser más efectivo el pleno ejercicio de la igualdad, en todas las instancias que se requieran, pidió el Concejal de Bogotá Arthur Bernal durante la realización del Foro de Libertad e Igualdad Religiosa en Bogotá, efectuada en el Cabildo Distrital.

Dijo el concejal Bernal: “De todos los derechos fundamentales, que las Constituciones de los Países Democráticos hablan, hay uno que es particularmente sagrado; la libertad religiosa; y lo es precisamente, por que toca con uno de los aspectos más íntimos del hombre como es su relación con Dios”. Más adelante dijo, Colombia pasó de un estado confesional, donde se privilegiaba a una religión como la oficial de la nación, a un estado laico donde no hay religión oficial, y por el contrario entramos en la aceptación general de la multiplicidad de confesiones, iglesias, cultos y demás creencias religiosas en todo el territorio nacional, como también en la coexistencia de las mismas en un ámbito de igualdad frente al Estado y la Ley”.

La idea no es nueva, el entonces candidato a la Alcaldía Mayor de Bogotá Enrique Peñalosa había prometido en su campaña que durante su administración la Secretaría de Gobierno contaría con una oficina de asuntos religiosos que garantizara la igualdad para todas las religiones, y no solo eso, sino que se apoyase la actividad religiosa en Bogotá, porque claramente ayudan a que los ciudadanos sean mejores y a respetar las normas.

La idea del señor Peñalosa esperó, en la recta final de la campaña, el respaldo en iglesias cristianas, católicas y evangélicas. Su idea quedó a mitad de camino con su no elección como Alcalde Mayor.

Fuente: Barriosdebogota.com