Niños y adultos protagonizaron una protesta pacífica este domingo a raíz de la muerte de 10 perros del conjunto residencial. Aunque las autoridades se pusieron al frente del caso, aún no se confirma si los animales murieron envenenados.


De acuerdo con los habitantes del conjunto, los animales fueron envenenados por personas que residen en la misma unidad residencial y quienes se oponen a que las familias tengan mascotas en sus viviendas.

“Es injusto que maten así a los animalitos cuando ellos no tienen la culpa. Es cierto que muchos propietarios no limpian los excrementos pero la verdad esa no es la forma de solucionar el problema”, manifestó una de las residentes de Portal del Nogal.

La muerte masiva condujo a que los habitantes adelantaran una protesta pacífica reclamando respeto por los animales y rechazando conductas que promuevan el maltrato animal.

Para las autoridades municipales, este tipo de acciones representa una amenaza para toda la comunidad, especialmente para los niños que juegan en zonas comunes, debido a que un menor puede ingerir involuntariamente el veneno.

Aunque la comunidad y las autoridades rechazan este tipo de medidas, hicieron un llamado para que las familias sean más responsables con la tenencia de mascotas, debido a que muchos propietarios sacan los perros a las zonas comunes y no recogen los excrementos, situación que genera malestar en el resto de comunidad.