A pesar de ser un barrio no legalizado y de estar ubicado en una de las zonas más olvidadas de la ciudad, el trabajo conjunto y decidido de la Junta de Acción Comunal, la iglesia católica a través de la Pastoral Social y la Alcaldía de Soacha, logró el mejoramiento de algunas vías y embellecer el entorno.


via-soacha-1.jpg

Para la comunidad de este olvidado barrio de la comuna cuatro, fue clave el apoyo y colaboración del padre Ricardo Martínez, director de la Pastoral Social de Soacha y capellán de la iglesia Santa Teresa de Calcuta, ubicada en el mismo sector.

“Él ha sido un apoyo fundamental para la comunidad, gracias a sus buenas relaciones con la alcaldía nos ha colaborado mucho para que el señor alcalde ponga sus ojos en el barrio los Balcanes”, dijo César Augusto Moreno, presidente de la JAC.

El barrio Balcanes está en proceso de legalización, pero aun así ha existido voluntad de la administración para hacer arreglos y mejoras.

“Hemos recibido apoyo para el mejoramiento de las vías al igual que arreglos del alcantarillado comunal. El compromiso del “Profe” con la comunidad es alto al igual que la colaboración del padre Ricardo, a través de quien hemos venido gestionando las ayudas para el barrio”, agregó el presidente.

Entre las calles arregladas se encuentra la vía principal a la capilla Santa Madre Teresa de Calcuta, proyecto de mejoramiento vial que tiene una fase adicional: embellecimiento y recuperación de una antigua cantera, que pasó a vertedero de basuras del barrio Balcanes, al lote para construir la capilla católica bajo el patronato de la más reciente santa canonizada por el Papa Francisco, el 4 de septiembre del presente año: Santa Teresa de Calcuta, con la gestión del padre Ricardo Martínez González, director de la Pastoral Social Soacha y capellán del templo de Dios.

Así mismo se resalta que lo anterior se logró gracias al consenso entre la Dirección ambiental de Soacha, la Car, la empresa ambientalista Jardinería Pulido, la comunidad Católica de Santa Teresa de Calcuta y la JAC del barrio Balcanes, en cabeza de su presidente.

La recuperación de la ladera consiste en empradizar (convertir en prado un terreno) y sembrar enredadera en el área de la ladera, la cual se llamará Plazuela de la Misericordia.