Con el propósito de que todos los proyectos que se adelanten desde la administración departamental cuenten con el aval y la cercanía de la comunidad, el gobernador de Cundinamarca, socializó con los líderes comunales y autoridades de la región los avances y componentes estructurales y técnicos del Embalse de Calandaima.


El proyecto pretende solucionar la situación hídrica para la provincia del Tequendama, especialmente en los municipios de El Colegio, Viotá, Apulo, Anapoima y La Mesa y en el mismo se invertirán recursos cercanos a los $60.000 millones.

La iniciativa cuenta con cierre financiero gracias a la responsabilidad del Gobierno Nacional que se comprometió con recursos por $24.000 millones que se suman a los aportes de la CAR, la administración cundinamarquesa y las alcaldías municipales.

Durante la reunión se escucharon y atendieron las inquietudes que la comunidad expresó respecto a los posibles impactos ambientales, de abastecimiento de agua, actualización catastral, gestión predial, participación comunitaria y aspectos geotécnicos.

En ese sentido, el primer mandatario departamental y su equipo de trabajo se comprometieron a:

1. La Gobernación de Cundinamarca mantiene el proceso de concertación y desarrollará una mesa técnica el próximo 26 de febrero para avanzar en la revisión de cada uno de los puntos, en la que participarían pobladores, líderes comunales y expertos en la materia.

2. No se iniciarán los trámites de licencia ambiental hasta tanto no se adelante la socialización con las comunidades.

3. Revisar el sistema más óptimo de operación del embalse.

Ubicación

Se proyecta construir el embalse entre las veredas Campos (El Colegio) y Java (Viotá), iniciativa que ya cuenta con estudios y diseños y en materia de gestión predial se avanza en acuerdos con los nueve propietarios ubicados en la zona del embalse.