Luego de seis años de construcción la obra entró en funcionamiento.


El gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, inauguró el puente Antonio Nariño, una obra que, de acuerdo con los planteamientos del mandatario departamental, “tiene un alto significado social que perdurará a través de los tiempos. Esta obra, que inició en 2006, habría podido quedar inconclusa y esta administración se propuso que sería la primera obra que terminaría”.

El gobernador Álvaro Cruz también destacó la importancia del puente Antonio Nariño, el cual, señaló, hace parte de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia de Cundinamarca.

Durante el acto protocolario de puesta en funcionamiento del nuevo viaducto, el mandatario de los cundinamarqueses destacó el apoyo del Jefe de Gabinete, Luis Fernando Ayala, quien logró que las obras del puente se destrabaran y tuvieran un feliz término.

El puente Antonio Nariño duró más de seis años en su construcción. Con su puesta en marcha, se dan las condiciones para mejorar la competitividad y desarrollo de la región así como para brindar una nueva opción de movilidad teniendo en cuenta que se disminuyen tiempos y se ahorra combustible en el corredor vial Tocaima, Agua de Dios, Ricaurte y Girardot.