Populismo, valentía, compromiso… fueron algunas de las palabras utilizadas por muchos para calificar lo que Juan Carlos Saldarriaga hizo en la Central de Abastos de Bogotá.

Con megáfono en mano, el alcalde de Soacha  visitó la Central de Abastos de Bogotá Corabastos para pedir la colaboración de los comerciantes con el fin de recolectar alimentos que posteriormente se entregarán a las familias pobres del municipio.

Si bien esta es una estrategia de la Fundación Banco de Alimentos de Cundinamarca,  en cabeza de su presidente, el excontralor del departamento, Ricardo López, lo que hizo Saldarriaga  no es común en un alcalde.

El mandatario sorprendió a los comerciantes y compradores de la Central de Abastos con la forma particular de pedir apoyo para llevar alimentos a familias vulnerables del municipio.

“Excelente labor señor alcalde, pero ojalá sea para los que de verdad necesitan y no para los mismos de siempre como paso con los mercados. Parque Campestre, Hogares Soacha, Danubio, La Veredita, Ciudad Latina también hacen parte del municipio,  pero su presencia y colaboración por estos lados no se ve señor”, sostuvo Milena Montenegro.

Saldarriaga recorrió diferentes bodegas para obtener apoyo

“Y por qué más bien señor alcalde no crea una plaza campesina donde llegue el mercado directo del campo sin intermediarios,  sería excelente el precio de los alimentos y una bendición para el campesino que sus ganancias las reciban ellos que producen y no un poco de oligarcas y agrandados aprovechados del pueblo y del productor”, añadió Jimmy Alexander Gómez Rubio.

“Solo se espera que todos esos mercados recolectados lleguen de verdad a las familias más necesitadas y vulnerables”, puntualizó Nubia Velásquez.

Pero independientemente de lo que piense cada uno, la gestión del alcalde dio sus frutos y muchos comerciantes de la central mayorista apoyaron la iniciativa con productos que ayudarán a llevar comida a la mesa de muchos hogares pobres de la ciudad de Soacha.