Para la financiación de la ciudad se necesitaba la aprobación, por parte del Concejo de Bogotá, de un cupo de endeudamiento, que se determinó es de 5.03 billones de pesos, con lo cual la Administración Distrital puede contraer obligaciones financieras. Transmilenio será la prioridad.


En sesión plenaria, los concejales de los diferentes partidos políticos y los voceros de las 12 bancadas, intervinieron sobre la aprobación del proyecto de acuerdo 273 por el cual se autoriza un cupo de endeudamiento para la Administración Central y los Establecimientos Públicos del Distrito Capital y se dictan otras disposiciones.
El cupo de endeudamiento será destinado principalmente para Movilidad e Infraestructura, los cuales serán distribuidos así:

  • $ 2.1 billones de pesos se destinarán para construir y mejorar la estructura de Transmilenio. Infraestructura de troncales y gestión de infraestructura de transporte público.
  • $1.1 billones serán destinados para construir la nueva troncal de la carrera 7.
  • $800 mil millones de pesos para contrapartida, financiación metro de Bogotá.
  • $347 mil millones para el sector de Educación para construcción y adecuación de colegios.
  • $230 mil millones para Secretaría de Ambiente para la creación del circuito ambiental y sendero rompe fuegos de los Cerros Orientales de Bogotá.
  • $187 mil millones para Seguridad, adquisición de cámaras de vigilancia y construcción de las estaciones de policía de Usaquén y comandos de la Policía Metropolitana de Bogotá.
  • $179 mil millones de pesos para la reorganización de la red hospitalaria.
  • $74 mil millones para el sector del IDRD Recreación y Deporte cuyo propósito es la construcción de parques y alumbrados en los barrios más populares de Bogotá.
  • $40 mil millones para el sector hacienda, para la estructuración de proyectos bajo la modalidad pública privadas.

La bancada del Movimiento MIRA mostró su desacuerdo, porque 1.2 billones depesos serán destinados para la construcción de la troncal de Transmilenio por la carrera 7ª, una obra que es inconveniente para la ciudad; mientras Juan Carlos Flórez del partido ASI expresaba que este cupo de endeudamiento prioriza el sistema Transmilenio por la 7ª bloqueando el Metro hacia el norte de la capital. Igualmente, Hollman Morris del Movimiento Progresistas insistió que este cupo de endeudamiento no favorece a los ciudadanos, debido a que le inyectarán gran parte del dinero a Transmilenio y estas obras llevarán a la ciudad a la inmovilidad, “con plata del Metro subterráneo Peñalosa financiará Transmilenio”.

Las bancadas del Centro Democrático, Alianza Verde y Cambio Radical, apoyan la visión de ciudad del Alcalde Mayor y señalaron, que se necesitan estas inversiones para la ciudad al igual que para la primera línea del Metro de Bogotá. Los concejales del Partido de la U coincidieron en que el dinero del cupo de endeudamiento debe ser utilizado para inversiones, y no gastos de funcionamiento, ni para vigencias futuras.
Por un tiempo seguirá en veremos la construcción de la Troncal de Transmilenio por la Avenida Boyacá, cuyos cálculos iniciales de inversión pasaron de 1.2 billones 1 3.4 billones de pesos por estudios inexactos. La administración anterior aseguraba que finalizando 2015 estaría lista la obra, y a la fecha no hay por lo menos un estudio serio de factibilidad y financiación.

Fuente: Barriosdebogota.com