Luego de los compromisos del pasado 30 de agosto y la presencia del vactor un par de días, sigue tapado el alcantarillado de aguas residuales. Hay afectaciones a la salud y movilidad del sector.  

Dadas las intensas lluvias de los últimos días, la comunidad del barrio El Rosal, ubicado en la comuna dos de Soacha, ha tenido que vivir una situación bastante complicada, teniendo en cuenta que de forma constante se rebosa el alcantarillado y las aguas lluvias ocasionan un fuerte problema, generando inundaciones, malos olores y afectando la movilidad del sector.

Puede ver: Aguas residuales invaden calles del Danubio en Soacha

Al respecto, varios integrantes del barrio hacen un llamado urgente e inmediato a la Administración Municipal y en especial al secretario de Infraestructura, Jhon Mario Vargas, quien precisamente visitó este sector y otros barrios aledaños el pasado 30 de agosto, donde hizo varios compromisos, entre estos, la asignación de un vactor para la limpieza del alcantarillado.

Sin embargo, casi dos meses después de esta visita, la comunidad manifiesta que el vactor, si bien fue enviado los primeros días, posteriormente no volvió y todas las aguas lluvias que se han represado están causando un grave problema de salud pública.

Además, es importante mencionar que el estado de estas vías es bastante crítico, dado que no fueron diseñadas para el tránsito de tantos vehículos, situación contraria a lo que se presenta a diario, a tal punto de evidenciarse huecos en todas las calles, en donde de forma constante se quedan atrapados todo tipo de vehículos, formándose así un trancón bastante caótico.

Por eso, varias son las quejas de la comunidad que a diario se reciben en este medio, en las cuales se evidencia el pésimo estado del alcantarillado y las vías del sector. Precisamente, varios habitantes han manifestado que, en caso de no obtener ninguna respuesta por parte de la Administración municipal, volverán a bloquear las vías para impedir el tránsito de los vehículos.  

Además, la comunidad aseguró que el mismo secretario de infraestructura les dejó un número de WhatsApp donde podrían hacer llegar sus comentarios o novedades, sin embargo, comentan que no han recibido respuesta alguna a los mensajes que de manera constante le hacen llegar, para solicitar una solución inmediata a este problema que cada día se vuelve más complejo.

Por Cristhian Cañón