Utilizan overoles de guardas de seguridad para distraer a sus víctimas, pero además van armados con pistolas y machetes. Ya son varios los atracos presentados.

Los delincuentes siguen al acecho y mientras las autoridades están preocupadas por las cifras, los ciudadanos sufren las consecuencias de la proliferación de ladrones y atracadores que utilizan diferentes estrategias para robar.

En el sector de Chusacá, vía al Charquito, se volvió a denunciar la presencia de ladrones que persiguen a peatones y ciclistas para hurtarles sus pertenencias. Esta vez se reportó el atraco a dos personas cometido por una banda de tres venezolanos vestidos con overoles, similar a los utilizados por los guardas de seguridad.  

En este caso específico, que ocurrió el domingo pasado, se robaron dos bicicletas. “Tres hombres encapuchados con acento venezolano, portando armas de fuego y armas blancas, nos embistieron por la carretera en el puente frente al antiguo Icollantas, y aunque forcejeamos, nos tumbaron de las bicicletas y nos amenazaron con sus armas, logrando llevarse las ciclas y herir a uno de nosotros”, relató una de las víctimas en la denuncia interpuesta en la Fiscalía.

El atraco, que se presentó el pasado domingo 24 de octubre a las 5:40 p.m., se suma a los presentados en esta zona y que preocupa a los residentes del Charquito, corregimiento de Soacha.

“Estamos viviendo el flagelo de la inseguridad, especialmente el hurto de bicicletas en el sector de Chusacá. Tres venezolanos vestidos con overol están robando con armas traumáticas y machetes; esta vez las víctimas fueron dos vecinos que salieron a entrenar en sus bicicletas de competencia y se las robaron. Al hombre le dispararon y a la muchacha la amenazaron con machete y la bajaron de la cicla, una tercera persona que iba con ellos logró escaparse para dar aviso a la policía o a un AVE, pero no encontró a nadie”, relató un líder del Charquito.

Lo cierto es que no es el primer caso y aunque la comunidad del Charquito y los trabajadores de empresas y fábricas de esta zona limítrofe entre Soacha y Sibaté han denunciado con frecuencia los robos y atracos que se presentan con frecuencia en la zona, ni la Secretaría de Gobierno ni la Policía atienden la petición ciudadana.