En Soacha ayer se decretó la “Calamidad Pública” y junto a ella una serie de medidas que los habitantes deben acatar por ley.  Pero, ¿qué significa esto? Periodismo Público explica  a qué se refiere el concepto y cómo puede ayudar a los ciudadanos en estos momentos.

Primero hay que saber que el Gobierno Nacional creó la ley 1523 del 24 de abril de 2012 que establece la adopción de la Política Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres. Dicha política determina todos los procesos, protocolos, medidas y demás para afrontar algún desastre y así ayudar a prevalecer el bienestar y la seguridad de los ciudadanos y poblaciones afectadas.

En dicha ley hay un numeral dedicado a la “Calamidad Pública” (el 5 del artículo 4) y la define como “el resultado que se desencadena de la manifestación de uno o varios eventos naturales o antropogénicos no intencionales, que al encontrar condiciones propicias de vulnerabilidad en las personas, los bienes, la infraestructura, los medios de subsistencia, la prestación de servicios o los recursos ambientales, causa daños o pérdidas humanas, materiales, económicas o ambientales, generando una alteración intensa, grave y extendida en las condiciones normales de funcionamiento de población en el respectivo territorio, que exige al municipio, distrito o departamento ejecutar acciones de respuesta a la emergencia, rehabilitación y reconstrucción”.

Cuando en un municipio, departamento o país se presentan estas condiciones expresadas dentro del concepto de “Calamidad Pública”, los gobernantes pueden declararla en su territorio (en este caso Soacha) y así se pueden llevar a cabo “planes de acción específicos para la rehabilitación y reconstrucción de las áreas afectadas, que será de obligatorio cumplimiento por todas las entidades públicas o privadas que deban contribuir a su ejecución, en los términos señalados en la declaratoria y sus modificaciones”, todo asesorado desde la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

Basado en lo anterior  y debido a la amenaza latente del coronavirus (Covid-19), el  alcalde Juan Carlos Saldarriaga decretó ayer la calamidad pública en Soacha, de la cual se desprenden 18 medidas que los soachunos deben acatar, la cuales aplicarán hasta el 30 de marzo de 2020, fecha en la cual se evaluará la situación de la ciudad frente a la pandemia.

 Aquí recordamos las medidas para Soacha:

1-      No habrá atención al público en la Alcaldía Municipal de manera presencial.

2-      Se habilitó la única línea  7305500, para informar cualquier caso sospechoso, así como para realizar cualquier trámite de la Alcaldía de Soacha, incluidas las citas médicas de consulta externa y atención prioritaria.

3-      No se autorizan eventos con ingreso masivo de personas en lugares como iglesias, billares, discotecas, bares, canchas de tejo, y cualquier otro que tenga asistencia concurrida, así como sólo se permitirá la venta de licor hasta las 6:00 p.m.

4-      Las citas médicas se solicitarán por teléfono. Se recomienda que sean las más urgentes.

5-      No se autorizan visitas en hogares geriátricos. Por otra parte, se recomienda que las personas mayores deben estar en sus casas.

6-      No se autoriza la venta de comida en la calle y cualquier hallazgo será decomisado por la Policía.

7-      Toque de queda todo el día para menores de edad a excepción de que circulen con sus padres o acudientes.

8-      Se suspenden los términos de todos los trámites administrativos y judiciales (trámites en comisarías e inspecciones de Policía) y de invita a realizar las denuncias de forma virtual.

9-  Regulación del 30 por ciento del aforo del público en centros comerciales, para evitar aglomeraciones de gente. A los que no acaten la medida, se evaluará su cierre.

10-  Cierre total de escenarios deportivos tanto públicos y privados, así como la no autorización de eventos culturales, lúdicos y recreativos. 

11-  Cancelación de asambleas de elección de Juntas de Acción Comunal (JAC), propiedad horizontal y demás reuniones de tipo ciudadano.

12-  No habrá ciclovía los días domingos y festivos.

13-  Ampliación de ciclorrutas hasta el sector de La Despensa para así motivar la utilización de otros medios de transporte público.

14-  La recomendación a los servidores públicos, quienes estén pronto a su inicio de período de vacaciones o lo tienen acumulado, para utilizarlo de una vez.

15-  Suspensión de clases en colegios públicos, privados, universidades, instituciones técnicas y tecnológicas.

16-  Recomendación de desinfectar el servicio público de transporte en paraderos y vehículos antes de iniciar la jornada de trabajo.

17-  Creación de un Puesto de Mando Unificado (PMU), virtual para estar atentos a los requerimientos y llevar un control real de las medidas con las entidades que intervienen.

18-  Revisión de horarios de empleados públicos y privados para alternar los turnos y así evitar que lleguen en grupo a trabajar.

Apoyo conceptos: Minuto30