Se trata de Víctor Johan Acero, un hombre de 30 años de edad que trabajaba en el Banco Itaú, y que al otro día de su muerte (jueves 30 de enero) le iba a celebrar los cuatro años a su hijo.

Johan estudiaba administración de empresas, estaba casado con una mujer de 31 años de edad  y  residía en Ciudad Verde.

El pasado miércoles, día de su muerte, llegó a recoger a su hijo a eso de las 9:00 p.m. a la casa de su señora madre. Sin percatarse que lo estaban siguiendo, ingresó a la vivienda en el barrio León XIII, mientras que su progenitora se quedó afuera cuidando la motocicleta.

De un momento a otro aparecieron cuatro sujetos que seguían a Víctor, quienes se bajaron  para llevarse el aparato, pero al salir el trabajador bancario  vio cómo le disparaban en un pie a su señora madre.  

Al intentar revirar por su mamá, Víctor recibió un impacto de revolver en el tórax que prácticamente le quitó la vida de manera instantánea, mientras los delincuentes ante la algarabía de los habitantes  del sector y el sonido de las alarmas de seguridad, emprendieron la fuga en las motos.

El joven asesinado, quien residía en el sector de Ciudad Verde de Soacha junto a su esposa de 31 años y su pequeño hijo, fue llevado a las instalaciones del Hospital Pablo Sexto de Bosa a donde llegó sin signos vitales.

Foto: cortesía- Apoyo: Alerta Bogotá