El Ejército Nacional deberá aclarar la muerte de este soldado desaparecido el pasado 17 de agosto en las instalaciones de la Escuela Militar de Logística, al sur de Bogotá.

El soldado Javier Estiven Sánchez Beltrán prestaba su servicio militar y el pasado 14 de agosto estuvo de licencia y visitó a su madre Angie Carolina Beltrán, quien reside cerca del batallón. “El domingo 15 de agosto regresó a las instalaciones militares, el lunes 16 estuvo de guardia y el martes me llaman a decirme que mi hijo no aparecía en las instalaciones del batallón”, relató la progenitora.

Desde ese momento todo fue incertidumbre para la familia Sánchez Beltrán porque Javier Steven no aparecía por ningún lado y el argumento en la Escuela de Logística era que se había evadido, incluso el mismo Ejército lo confirmó. “En hechos que son materia de investigación, el pasado martes 17 de agosto de 2021 se reportó la ausencia del SL18 Javier Steven Sánchez Beltrán, quien presta su servicio militar en la Escuela de Logística, ubicada en la localidad de San Cristóbal sur, Bogotá”, dice parte del comunicado.

Sin embargo, para la familia del soldado Javier Steven Sánchez Beltrán el argumento del Ejército no era contundente ni tenía lógica porque el joven de 19 años siempre manifestó estar amañado y su deseo era continuar la carrera militar.

Angie Carolina reiteró que su hijo no desertó del batallón y calificó las afirmaciones del Ejército como falsas, incluso tres días antes había hablado con él, le reiteró que había logrado el rango de dragoneante y que su intención era hacer el curso de oficial. «El batallón dice eso para evadir la responsabilidad sobre la desaparición de mi hijo, él no se evadió porque estaba feliz y su anhelo era hacer la carrera de oficial”, agregó.

Tan pronto supo de la desaparición de su hijo, Angie Carolina pensó en algunas cosas que Javier Steven le contó y que sucedían dentro del batallón. Por ejemplo, cuenta que tuvo una discusión fuerte con un compañero, quien al parecer tenía poder por ser recomendado de un mando alto. “Conocí esa historia porque cuando mi hijo venía de permiso me contaba todo lo que le pasaba en el batallón. Creo que la pelea fue por envidia, porque él ascendió a dragoneante», relató.

Además, ella piensa que a Javier Steven lo castigaron y que quizá por ese lado se pudo presentar la muerte del joven, incluso asegura que antes de desaparecer llamó a una amiga y le contó que había sido castigado por sus superiores.

Pero mientras pasaban los días y no se sabía nada del joven soldado, el sábado 4 de septiembre se reportó que a orillas del río Fucha, muy cerca a la Escuela Militar de Logística habían encontrado el cadáver de un hombre que portaba uniforme militar, y todo indicaba que se trataba de Javier Steven Sánchez Beltrán, desaparecido el pasado 17 de agosto.

Dos días después, el lunes 6 de agosto, el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses confirmó que el cuerpo hallado en el río Fucha correspondía al del soldado Javier Estiven Sánchez Beltrán, una noticia que causó dolor, tristeza e incertidumbre en la familia Sánchez Beltrán.

Ahora la familia del soldado pide a las autoridades (Ejército y Fiscalía) que se esclarezca lo ocurrido y que se castigue a los responsables, incluso Angie Carolina le pidió al Ministerio de Defensa que se investigue el caso para que el país sepa la verdad.