El aniversario 412 del municipio de Soacha tuvo un ingrediente adicional al desfile de carrozas y a la fiesta artística y cultural del parque central. El patrocinio de la empresa peruana Química Industrial J. Montes para fabricar la torta más grande del mundo y repartirla en 14 mil porciones.


1-1.jpg

Para la elaboración de la gigantesca torta participaron alrededor de cien personas, incluyendo a los 60 mejores pasteleros del país, además de algunos estudiantes del Sena y especialistas en decoración. Pero este personal no hubiera podido cumplir su cometido de no ser por el aporte de gran parte de los insumos a cargo de la multinacional peruana.

Química Industrial J. Montes S.A, es una empresa que presta servicios en Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela y Colombia, y bajo la marca Ludafa Internacional fabrica e importa insumos para panadería, pastelería y heladería, como Crema Chantilly, Jalea, Relleno de frutas, Perlas, Mejorador de Masas, entre otros. Adicionalmente brinda soporte técnico y asesoría en decoración de postres.

La empresa lleva diez años en Colombia y en su tarea de suministrar insumos para pastelería, establece relación comercial con la Pastelería Ibiza de Soacha. Precisamente por ese vínculo existente fue que se logró el patrocinio para que los soachunos disfrutaran de un hecho sin precedentes en la historia municipal.

La gestión de Pastelerías Ibiza fue fundamental para alcanzar el objetivo en los cumpleaños de Soacha, pero el patrocinio corrió por cuenta de Química Industrial J. Montes S.A.

Es de destacar que la elaboración de la torta llamó bastante la atención, pero fue su decoración la que causó admiración de todos aquellos que se atrevieron a descubrir el resultado de un esfuerzo que involucró a diferentes personas y empresas.

El mismo alcalde municipal Juan Carlos Nemocón valoró la iniciativa y el trabajo, y observó uno a uno los motivos construidos por diferentes profesionales sobre el extenso pastel; ellos entregaron todos sus conocimientos para satisfacer la vista y el paladar de los miles de soachunos que participaron de la celebración.

Si bien es cierto sobre las 8:00 pm se terminó de repartir la última porción de torta, el esfuerzo de todo el equipo se vio reflejado en el reconocimiento de la comunidad, gracias a los buenos comentarios y a la petición de muchos para que el ejercicio se repita en el municipio.