Residentes del barrio El Altico y sectores aledaños  rechazan  la posible presencia de un albergue destinado para habitantes de calle de Soacha, argumentan que su presencia es un foco de inseguridad para el sector. Sin embargo, atendiendo las recomendaciones de aislamiento para evitar la propagación del Covid-19, la administración municipal a través de la Secretaría de Desarrollo Social ha planteado ubicarlo en la antigua cárcel Zaragoza.

Los primeros en reaccionar fueron los animalistas y veedurías animales, quienes recordaron que el lugar está destinado a construir el Centro Transitorio de caninos y felinos  o Coso municipal que le dará respuesta no sólo al municipio, sino a la red centro Sibaté , Granada, San Antonio del Tequendama, La Mesa, Anapoima y Cachipay.

Hay que recordar que desde 2014, el Juzgado 14 administrativo del circuito de Bogotá, sección segunda, ordenó a la administración municipal iniciar la construcción del “Coso municipal” (Centro de Bienestar animal) de acuerdo con los requisitos técnicos para su adecuación, y tal como lo informó Nicoll Diaz Coronado, personera de Soacha, la administración anterior dejó el presupuesto para estudios y diseños, además se alcanzó a licitar pero debido a que los oferentes no cumplieron totalmente los requisitos, el proceso se declaró desierto.

Aunque se ha contactado, el  Secretario de Desarrollo Social no ha hecho declaraciones oficiales frente al asunto. Lo que se conoce es que Zaragoza es una de los lugares más viables para que el albergue de aproximadamente 65 habitantes de calles de Soacha se ubique allí, lo cual ha generado rechazo de la comunidad del corregimiento uno, pues consideran que la situación traería inseguridad y problemas al sector.

“Se hizo verificación del lugar,  es preocupante porque no se ha  tenido en cuenta la opinión de campesinos y  ediles,  en el lugar no hay seguridad,  si hay alguna emergencia la señal comunicativa es deficiente, no hay  vías adecuadas, ni siquiera funcionan todos los servicios públicos.  En caso que la administración municipal decida llevar a cabo este proyecto, solicitamos que se tomen medidas del caso  y  que  ojalá no sea permanente para así atender el fallo que obliga al municipio a construir el centro de bienestar animal”, afirmó la personera.

Periodismo Público insistió en contactar al secretario de desarrollo social de Soacha, Juan Pablo Piranquive para conocer su versión, pero no respondió a la solicitud de este medio.

Nicoll Coronado, Personera de Soacha, advierte que hay fallos que el municipio debe cumplir.