Uno de ellos fue en Soacha en cercanías al peaje de Chuzacá, los otros quince en diferentes lugares del departamento.


En los últimos 8 días se han presentado 16 incendios forestales en la zona occidental del Departamento y gracias a la coordinación a la coordinación interinstitucional de los organismos de socorro, la Policía Nacional y el Ejército Nacional se han logrado extinguir, incluso las de mayor extensión como la reportada en el municipio de Ricaurte, que afectó 30 hectáreas.

“Vemos con preocupación que las predicciones climáticas se han venido cumpliendo y acentuando, tenemos altas radiaciones solares al occidente del Departamento lo que ha generado incendios como el que se presentó en Ricaurte y que fue liquidado con la oportuna intervención de los organismos de socorro y de la Policía Nacional que se ha convertido en aliados estratégicos y fundamentales en este proceso”, aseguró Eyder Salvador Ruiz Director de la Unidad Administrativa Especial de Gestión del Riesgo.

El funcionario departamental agregó que también se registraron incendios en Pacho, La Peña, Anapoima, La Vega, Sibaté, San Juan de Rioseco, Ricaurte y Cabrera.
“Seguimos en alerta por los posibles desabastecimientos de agua para consumo humano y animal; las predicciones climáticas se siguen acentuando en el sentido en que va a comenzar una temporada seca con una menor oferta de recurso hídrico”, dijo.

El Director de la Unidad de Emergencias Departamental sostuvo que gracias a los lineamientos impartidos por el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, el departamento se ha preparado de manera estructural para la gestión del riesgo de esta forma Empresas Públicas de Cundinamarca cuenta con un Plan de Emergencias y Contingencias por desabastecimiento de agua. “Desde el primer momento ya han hecho los contratos de emergencia para el suministro de este líquido por carrotanques en caso de ser necesarios. Igualmente, la Unidad Administrativa Especial de Gestión del Riesgo ha aumentado sus alertas y la coordinación interinstitucional y muy importante resaltar que la semana anterior se adjudicó un contrato de $4.500 millones para la adquisición de 18 unidades de intervención rápida para ataques de incendios forestales”, aseguró.

Ruiz Medina explicó que las camionetas 4×4 con una bomba de bajo caudal y alta presión y herramientas suficientes para que los tripulantes puedan atacar un incendio forestal.