Dos personas fueron capturadas en una vivienda rural de este municipio de Cundinamarca, donde había 13 animales de diferentes especies, y deberán responder por aprovechamiento ilícito de los recursos naturales. Una denuncia de la Junta Protectora de Animales del municipio de Ubaté, prendió las alarmas de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) por la supuesta tenencia ilegal de animales silvestres en una vivienda ubicada en la vereda Guatancuy.

Expertos de la CAR, en compañía de funcionarios del grupo especial de flora y fauna de la Policía Nacional y de la Secretaría de Salud del municipio, constataron que en la casa permanecían en cautiverio 13 animales en un tipo de invernadero que contaba con un sistema de calefacción y oxigenación.

Una babilla o caimán bebé de la especie Cocodylus fuscus, cuatro tortugas morrocoy, dos tortugas de agua, una tortuga terecay, una tortuga tapaculo, una guacamaya y tres loras reales amazónicas, fueron rescatados del tráfico ilegal de fauna, un negocio que en Colombia es considerado como el tercero más rentable después del de la droga y las armas.

Los dueños de la vivienda fueron capturados y puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación, personas que deberán responder por delitos relacionados contra la vida, integridad física y emocional de los animales silvestre y el aprovechamiento ilícito de los recursos naturales.

Según Jimmy Caro Ballesteros, director regional de la CAR en Ubaté, la entidad realizará la apertura del proceso sancionatorio contra los captores de los animales. “La denuncia ciudadana fue por un mono tití, primate que no fue encontrado en la vivienda. Invitamos a la ciudadanía a que entregue voluntariamente los animales silvestres que tengan en cautiverio, y así eviten sanciones penales y pecuniarias”.

Los animales rescatados fueron trasladados al centro de atención y valoración de fauna silvestre de la CAR en el municipio de Tocaima, donde recibirán atención clínica para posteriormente regresar a su entorno natural. “Le hacemos un llamado a la comunidad para que dé aviso a los organismos competentes al evidenciar la presencia de especies silvestres fuera de su hábitat y denunciar cualquier situación irregular que ponga en peligro su vida”, dijo Caro.

En otra vivienda de la vereda Guatancuy en Ubaté, las autoridades decomisaron tres loras amazónicas, y en el municipio de Cota, unos ciudadanos rescataron una iguana verde. “Luego de una evaluación física, sanitaria y comportamental, evidenciamos que el reptil contaba con condiciones favorables, por lo cual fue liberado en un área que le brinda todas las condiciones de supervivencia, mantenimiento y reproducción”, mencionó la CAR.

Fuente: sostenibilidad semana.com