Molestos se encuentran  los  habitantes del barrio Camilo Torres  que residen por la carrera 7a entre calle 23 y 22, pues  uno de sus vecinos  ha optado por cocinar con  leña frente a su casa  durante los días de toque de queda.  Incluso, a altas horas de la noche  y hasta la una de la mañana, el señor  hace fogones que generan humo y partículas que llegan hasta las casas aledañas.

“El humo se ha entrado a los cuartos, en mi casa viven dos adultos mayores de  más de ochenta años, además de  personas con sinusitis y rinitis crónica”, manifestó una de las personas afectadas por la situación.

Los vecinos han manifestado que  le han solicitado al señor que no continúe con esta situación que afecta la salud de las personas que viven alrededor; frente a su negligencia han llamado a Bomberos quienes manifestaron que el hecho no es de su competencia, por esa razón también llamaron a la Policía, institución que después de varios llamados acudió a atender el caso y realizó un comparendo. Además explicó al ciudadano la importancia de acatar el toque de queda y los protocolos de cuidado familiar, lo cual repercute en bienestar comunitario.

Los habitantes de la cuadra agradecieron la presencia policial ya que durante todo el fin de semana había ocurrido la situación y las afectaciones a la salud y al buen ambiente  avanzaban por la situación mencionada.