En una jornada más de la campaña ‘Amar es desarmarte’, que se implementa una vez por mes, el alcalde Samuel Moreno restringió el porte de armas con o sin salvoconducto hasta el 1 de noviembre a las 6:00 a.m.


Esta medida se estableció en el Consejo Distrital de Seguridad, y se implementa con el fin de contribuir en la reducción de los homicidios en Bogotá, como ya se evidenció en los meses anteriores cuando se aplicó esta misma disposición.

“Es importante trabajar constantemente para que la ciudadanía tome conciencia de lo que implica portar o tener un arma de fuego, es mantener una posibilidad de que alguna persona muera o resulte herida. Por eso el llamado para que las armas sólo sean utilizadas por las fuerzas militares y la policía”, señaló la Secretaria de Gobierno, Clara López Obregón.

Hasta el pasado 12 de octubre, la Policía Metropolitana de Bogotá había incautado 3.446 armas de fuego, y en las campañas de entrega de armas voluntaria por parte de la ciudadanía, que ha realizado la Secretaría Distrital de Gobierno se recibieron 6.729 armas de fuego, 130.000 blancas, 676 artefactos explosivos, 99.011 cartuchos de munición. Lo anterior, como parte del trabajo constante que realizan las autoridades para evitar más muertes como causa de estos artefactos.