Restringir el tráfico pesado por la Autopista Sur de Bogotá y que este tipo de tráfico use las vías en concesión del departamento de Cundinamarca, propuso el gobernador Álvaro Cruz Vargas.


Así lo manifestó el mandatario al referirse a la propuesta planteada por el Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, para descongestionar y mejorar la movilidad del transporte en Bogotá y municipios aledaños. “Yo no puedo entrar a cuestionar las decisiones del alcalde Petro, pero sí puedo ofrecer algunas alternativas y es que el departamento de Cundinamarca tiene la concesión de Chuzacá, Ramal, Soacha, Mosquera, Funza, Cota, Chía. Lo que propongo, es que se restrinja el tráfico pesado por la Autopista Sur y ese tráfico podría utilizar la vía en concesión de Cundinamarca, lo cual puede solucionar el tráfico de la Autosur”, señaló el gobernador de los cundinamarqueses.

En relación con el túnel de la 270, proyecto con el que se han mostrado en desacuerdo tanto el alcalde Petro como el gobernador Cruz, el primer mandatario de los cundinamarqueses dijo: “Propongo un proyecto alterno que sería por la calle 170 para subir a lo que se denomina el Alto de la Aurora y, posteriormente, lo que sería en predios de Cundinamarca, bajar al sector de El triunfo y La Cabaña y conectar con la vía que va desde el sector conocido como Patios y desde allí a la vía a Guasca. Esta sería una vía de acceso muy importante a La Calera y al sector norte de la capital”.

Sobre los costos de este proyecto, Álvaro Cruz manifestó que solo existe una iniciativa privada que se está revisando y puede adelantarse mediante una asociación público-privada. “Lo estamos revisando y debemos dejar muy clara esta propuesta”, puntualizó.

Transmilenio en Soacha

Otra de las preocupaciones del nuevo gobernador de Cundinamarca, es la movilidad en Soacha. Al respecto manifestó que su administración impulsa el proyecto de Transmilenio en ese municipio. “Nosotros dejamos contratado durante nuestro gobierno en 2003 los estudios y diseños y eso ya tendría que estar hecho y en funcionamiento, pero se han perdido todos estos años. Entonces, vamos a recuperar el tiempo”, puntualizó.

El alto funcionario puntualizó que este proyecto tiene dos aspectos: “Uno, los canales mixtos los cuales deben unirse con la concesión Bogotá-Girardot y otro que las obras están atrasadas, pero que una vez terminadas, debe quedar contratada la operación del proyecto”.

Cruz Vargas aclaró que el proyecto lo adelanta el departamento de Cundinamarca, pero debe quedar operando de manera conjunta con Bogotá, el SIS y la Nación.