A pesar de la fuerte lluvia, la comunidad de este barrio de la comuna seis, con el apoyo del programa Soacha Joven de la Alcaldía Municipal, logró realizar el fin de semana el evento artístico que tanto había preparado, donde se pudio apreciar un sano ambiente de convivencia entre los asistentes.


Esfuerzo y compromiso son dos palabras con las que se puede definir la actividad de integración que organizaron los líderes comunales del barrio Divino Niño. En esta ocasión, grupos de hip hop, niñas que mostraron su talento dancístico y los pasabocas, amenizaron lo que fue una tarde lluviosa pero de mucha energía, tanto así que el evento culminó en una casa con los vecinos reunidos al son de la música y el calor de un canelazo.

Myriam Uribe, Presidenta de la JAC y Nohora Giraldo, delegada del comité de deportes del Divino Niño, explicaron que la razón principal para organizar el evento fue poder evidenciar los aspectos positivos con los que cuenta el barrio y quiénes lo conforman, y demostrar que por medio de la música se pueden reunir personas de distintas edades sin importar las diferencias que existan entre ellas.

“El clima no nos ayudó mucho, pero igual la gente estaba animada y la pasamos rico, este fue un evento dirigido a toda la comunidad, la idea era mostrar que hay muchachos y niños dispuestos a colaborar”, señaló la presidenta, mientras que la delegada resaltó que el evento “primordialmente se realizó para dar a conocer estas actividades, y quienes participan no son sólo drogadictos ni personas que no tienen valores, en medio de estos chicos existe potencial y gente que tiene muchas capacidades”.

Y es que al parecer el mensaje llegó a los vecinos de la comunidad que atendieron el llamado de sus líderes cívicos, porque desafiando el frío y la lluvia, salieron a acompañar a los intérpretes previamente convocados con apoyo de miembros del programa Soacha Joven, que coordinó por medio de la Secretaría de Desarrollo Social algunos elementos técnicos y logísticos para la participación de los artistas locales.

Uno de los grupos musicales que más impactó fue ‘Sacramente’, agrupación de hip hop que interpreta canciones relacionadas con vivencias propias que se viven a diario en los barrios marginales y periféricos del municipio. Edison Ordoñez “Efum” y Fabián Viveros “Costabaco” son sus líderes y llevan 10 años rapeando, ellos mostraron su satisfacción al ver que gran parte de la comunidad se interesa por ejecutar proyectos que involucran a los jóvenes y los motive a seguir trabajando por medio de sus letras e improvisaciones artísticas en cada presentación.

“Nosotros más que artistas somos los compinches del barrio, los parceros de más de uno acá, como cantamos rap somos los líderes y básicamente nos convertimos en ejemplo para que los muchachos empiecen a hacer otra cosa, la revolución con la cultura, hay mucha violencia, pero ya es tiempo de hacer otra cosa y cambiarla, tiempos mejores, se trata de incentivar a los muchachos a que tengan la cabeza metida en otras cosas y no a lo que se está viendo ahorita”, indicaron los dos jóvenes raperos, refiriéndose a la delicada situación de orden público que vive el barrio por cuenta de algunas pandillas.

En la jornada estuvieron presentes algunas ediles de la comuna seis que colaboraron también para llevar a cabo esta actividad, como por ejemplo Smith Ramírez, que rescató la posibilidad de brindar esta clase de espacios para que los jóvenes junto a sus familias se involucren en el emprendimiento que se cultiva para impulsar la integración de los habitantes de toda la comuna.

Tal y como se había mencionado anteriormente, delegados del programa Soacha Joven también colaboraron a la junta para completar su misión. Denisse Wilches y Jonathan Vela hablaron sobre lo que significó poder llevar la oferta de servicios que la Secretaría de Desarrollo Social dispone para los jóvenes que deseen vincularse al programa, matizando en que fue un encuentro que sirvió para integrar a habitantes de la comuna seis con cantantes de la comuna uno, dado que algunos intérpretes musicales residen en este sector del municipio.

“También queremos que se involucren en el tema de política pública de juventud, ya que ahorita se está iniciando ese proceso de socialización, así como articulamos con los barrios, también buscamos articular a los jóvenes de las comunas”, dijeron los funcionarios.

Por último, pero sin ser menos importante, personas del común también expusieron su punto de vista al apreciar el esfuerzo y los momentos de cooperación que se vivieron desde que los cantantes empezaron a presentarse en el futuro parque del Divino Niño, hasta cuando hubo que trasladar los equipos a la casa de un vecino que prestó su garaje para que todos los artistas se pudieran presentar y los espectadores degustaran un canelazo.

“Con la uñas se logran grandes cosas, los muchachos se comportaron muy bien y esto sirvió para darnos cuenta de que ellos también necesitan un espacio donde expresar sus ideas, a veces hay mucha indiferencia por lo que pueden hacer ellos, pero escuchando las letras de sus canciones sé que buscan un cambio en sus vidas y en su entorno”, finalizó Leidy Salcedo, habitante del sector.