Habitantes de Funza utilizaban el agua para riego, ahora cuentan con sanciones ambientales.


La Oficina Provincial Sabana Occidente de la Corporación Autónoma Regional (CAR) ordenó el martes la suspensión inmediata de la captación de aguas superficiales, subterráneas y de un aljibe, además de quemas de residuos a cielo abierto y mala disposición de residuos sólidos en tres predios que colindan con el humedal El Cacique.
La medida preventiva se impuso a los usuarios de los terrenos El Toronjil, San Isidro y Mitaca, vecinos al humedal ubicado en el municipio de Funza.

Los usuarios estaban utilizando una estación de bombeo para sacar el agua que luego era utilizada para riego sin los permisos de concesión de aguas correspondientes, trámites que deben realizarse ante la autoridad ambiental. Los usuarios deben restaurar y recuperar la ronda del humedal desmantelando la infraestructura que había sido instalada en la zona de protección de la fuente hídrica.

En menos de cuatro meses estos vecinos deben enriquecer la cobertura vegetal de la ronda de protección con una plantación de 1.000 árboles de especies propias de la zona, con una altura mínima de 80 cm: Aliso (Alnus acuminata), Hayuelo (Dodonaea viscosa), Chicala (Tecoma stans), Roble (Quercus humboldtii), Mortiño (Hesperomeles spp), Cucharo (Myrsine guianensis), Arrayán (Myrcianthes leucoxyla), Corono (Xylosma speculiferum), entre otras, y hacer el mantenimiento de los mismos.

Finalmente, la Oficina Asesora de Planeación de Funza debe dar cumplimiento a lo establecido en el POT, con el propósito de garantizar la conservación y uso racional de los recursos naturales en especial el humedal El Cacique.