Los municipios y las entidades gubernamentales que están involucrados en la restauración del río Bogotá aún están ‘cojos’ y tiempo después del fallo, no ha pasado nada.


Hace dos años el Consejo de Estado le ordenó a la Gobernación de Cundinamarca y a las alcaldías municipales que se iniciaran las labores para a recuperación del río Bogotá.

El procurador delegado para asuntos ambientales, Oscar Darío Amaya, aseguró que a la fecha no se ha cumplido la orden y advirtió que «alcaldes deben incluir en el POT los compromisos que impuso el Consejo de Estado sobre el río Bogotá».

Contó, además, que se han llevado a cabo 54 audiencias y que siempre la mayor excusa es la falta de recursos para poder cumplir la sentencia. Al respecto señaló que esa no es una excusa.

“Los alcaldes no pueden excusarse porque se sabe la capacidad que tiene cada municipio”, afirmó.

Y añadió que «para el segundo semestre tocaría mirar en qué casos se podría hacer intervenciones disciplinarias» puntualizó.

¿En qué va la recuperación?

Tal vez el mayor avance que se ha dado es que, según la Corporación Autónoma Regional, CAR, ya se adjudicó la construcción de las obras para la ampliación y optimización de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR El Salitre, en la que se invertirán 450 millones de dólares.

La CAR también tiene que adecuar al mismo tiempo la cuenca medía del río Bogotá, para esto se tiene estimada una inversión de 500 millones de dólares.

La población que vive al lado del río es la que más se ve afectada por los altos niveles de contaminación. Según lo comentado por Acosta, de las obras que la CAR está realizando, la comunidad se ha visto beneficiada.

Fuente: Publimetro.co