Desde el pasado 19 de febrero se denunció la desaparición de la menor, y en medio de versiones confusas y búsquedas prolongadas, su ubicación es un misterio.

100 días han pasado desde que Sara Sofía Galván fue reportada como desaparecida. Las autoridades han buscado insistentemente para ubicarla, viva o muerta.

Xiomara Galván, tía de la menor, dijo que luego de cien días, lo único que hay son más preguntas que respuestas, “cada día es más la incertidumbre que nos agobia porque no hay nada claro”, aseveró.

El problema es que hay versiones encontradas, y tanto la madre de la menor como su padrastro, se contradicen.  Por ejemplo, Nilson Díaz aseguró que la niña murió el 27 de enero y que dos días después él mismo la arrojó al río Tunjuelito, mientras que Carolina Galván dijo que la niña había muerto bajo el cuidado de su pareja cuando ella estaba trabajando.

Hoy, 100 días después, la tía de Sara Sofía hace un llamado a la justicia para que no abandone el caso: “No dejemos que quede en el olvido, son casi 4 meses de lucha, no quiero que esto quede en el olvido porque necesitamos esclarecer lo que realmente pasó”.