Alarmante es la situación en Bogotá por el alto número de contagios y la alta ocupación UCI en medio de paro.

Lo que se percibe es que los ciudadanos no se están protegiendo y salen a protestar sin pensar en el grave daño que le están ocasionando al sistema de salud de la ciudad.

Alejandro Gómez, secretario de salud de Bogotá, dijo que la ciudad está en un momento muy difícil, “esta es una alerta roja que no habíamos tenido antes. La ocupación es la más alta que ha tenido la ciudad y esto nos pone en una situación crítica”, dijo el funcionario.

Gómez aseguró que la crisis que enfrenta la ciudad es producto de una mezcla de situaciones, como el comportamiento del virus, que es por olas, las protestas y el bajo acatamiento de las medidas de autocuidado. También subrayó que los bloqueos complican aún más la situación, pues se están dejando de recibir insumos médicos.

El funcionario aseguró que la mañana del 12 mayo había cerca de 500 personas aguardando por una cama UCI, esta cifra surge de una revisión diaria que se realiza cada 12 horas para conocer el número de solicitudes de UCI que hay en la ciudad.

Pero el panorama para este 13 de mayo es muy similar, pues se registraron 460 solicitudes de UCI, aunque precisó que estas personas no están sin atención, todos están en urgencias y 150 de ellas tienen ventilación mecánica.

De acuerdo a Salud Data, este jueves 13 de mayo Bogotá tiene en total 2.153 camas UCI para pacientes COVID, de las cuales hay ocupadas 2.020, mientras que para otras patologías hay 2.634, y en 2020 hay pacientes críticos.

Apoyo: Sistema Integrado de Información